• 26/02/2024 03:57

Alerta fitosanitaria en todo el país por el virus rugoso del tomate

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) declaró el alerta fitosanitaria para todo el territorio nacional como medida de  prevención, detección, contención y erradicación del virus. 

 

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) declaró el alerta fitosanitaria para todo el territorio nacional con respecto al virus rugoso del tomate ó Tomato brown rugose fruit virus (ToBRFV, por sus siglas en inglés), una nueva virosis, que daña cultivos de tomate y pimiento.

La medida que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2024, fue publicada hoy en el Boletín Oficial, mediante la Resolución 569/2023 que tiene por objetivo, a través de un trabajo interinstitucional público-privado, fortalecer las acciones a fin de determinar la situación del ToBRFV en el país, contener y erradicar los focos que eventualmente se detecten, evitando su establecimiento y dispersión, como así también poner en conocimiento de la situación a los productores y a la sociedad en general.

 

 

En ese sentido, la norma establece las medidas de prevención, detección, contención y erradicación en relación con este virus y su denuncia obligatoria de los síntomas sospechosos de la enfermedad.

Asimismo, se crea el Comité de Crisis por el virus rugoso del tomate que será coordinado por el Senasa y estará integrado por un equipo de trabajo interinstitucional conformado por la Dirección Nacional de Protección Vegetal del Organismo, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto Nacional de Semillas (INASE), por los centros oficiales de investigación, universidades, gobiernos provinciales, representantes del sector privado y público, y otras instituciones vinculadas a la problemática.

Síntomas de la fruta: (A) lesiones necróticas marrones, (B) superficie rugosa de la fruta, rayado marrón y necrosis del cáliz.

¿Qué es el virus rugoso del tomate?

 

El “virus rugoso del tomate”, TBRFV por sus siglas en inglés, una nueva virosis que daña cultivos de tomate y pimiento en distintos países.

Identificado por primera vez en Israel en 2014, llegando al continente americano en 2018, fue categorizado como una plaga cuarentenaria por el Comité de Sanidad Vegetal del Cono Sur (Cosave), del que nuestro país es miembro. Por eso desde 2019 Argentina lo incorporó en el Listado de Plagas Reglamentadas.

Se trata de un virus que produce una deformación en el desarrollo de las hojas de estos cultivos, que toman un aspecto de arrugado y con manchas en tonos claros y oscuros. En los frutos provoca manchas marrones o amarillas con rugosidad, además de deformaciones y una maduración irregular.

Desde el ente sanitario aclararon que no produce ningún daño en humanos.