• 23/06/2024 03:20

CABA: Para robarle el celular, matan a un joven ingeniero en Palermo

Ago 31, 2023 , ,

Tras ser apuñalado, Mariano Barbieri logró pedir ayuda en una heladería y fue llevado al Hospital Fernández, donde murió a poco de ingresar. El arma que aparentemente se utilizó para el crimen fue hallada por un periodista, no por la policía.

 

Mariano Barbieri, un ingeniero civil de 42 años, fue asesinado este miércoles de una puñalada en el pecho que le llegó al corazón, por al menos un delincuente que le robó el teléfono celular cuando caminaba por el barrio porteño de Palermo.

Barbieri alcanzó a pedir ayuda en una heladería de la zona, pero murió al llegar al hospital Fernández, donde fue trasladado.

El jefe de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad, comisario general Miguel Ángel Fornaro, dijo que la indagación se centra en el análisis de las cámaras de seguridad que permitirán saber con certeza si el atacante fue uno o más y para qué zona fugó, lo que es relevante para poder seguir su recorrido.

 

Alberto Crescenti explicó cómo murió Mariano Barbieri, el ingeniero apuñalado en Palermo - LA NACION

 

 

Ocurrió cerca de las 22.45 de este miércoles, cuando la víctima fue interceptada por al menos un ladrón en la zona de la Plaza Sicilia, en inmediaciones del Jardín Japonés y a metros del cruce de la avenida Del Libertador y la calle Lafinur.

Según pudo conocerse, al menos un ladrón interceptó a Barbieri y le aplicó un puntazo que le atravesó el pecho y le perforó una aurícula del corazón, para luego huir con el teléfono celular de la víctima.

De acuerdo a lo informado por Télam, fuentes judiciales comentaron que el ingeniero alcanzó a ingresar herido a una heladería de la cadena «Cremolatti», situada justo en el cruce de la avenida del Libertador y Lafinur, donde pidió ayuda a los empleados, tras lo cual se desplomó. La situación quedó registrada por una cámara de seguridad del local.

«No me quiero morir», alcanzó a decir la víctima, según relataron los testigos a los investigadores, tras lo cual les pidió a los empleados que trataran de contactar por redes sociales a una tía para avisarle lo que había ocurrido, aunque no lo lograron.

Los testigos también afirmaron que el herido llegó a contar que una persona le había robado y le había clavado un cuchillo.

El Comisaroo General Fornaro contó esta mañana a los medios de prensa, que se recibió un llamado al 911 de un testigo que vio el momento del ataque y al sospechoso.

Según el funcionario, ese llamado fue realizado desde la avenida Berro y la calle Casares -de acuerdo al sistema de geolocalización policial- y el testigo «menciona observarlo (al atacante) y menciona ver al herido caminar hacia avenida del Libertador»

Tras el ingreso de Barbieri a la heladería, también los empelados de ese local llamaron al 911 y a los pocos minutos se presentaron en el lugar efectivos de la Comisaría Vecinal 14C de la Policía de la Ciudad y una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) que trasladó a Barbieri al Hospital Fernández, donde murió poco después a raíz de la gravedad de la lesión sufrida.

«El hombre no vivía acá, se ve que estaba visitando a un amigo», dijo a la prensa un Comisario que participó del operativo

 

 

Por su parte, el titular del Same, Alberto Crescenti, informó a Télam que recibieron el llamado de alerta a las 22.55 y que a los pocos minutos los médicos estaban atendiendo al hombre, quien tenía una «herida de arma blanca en la región torácica», que le provocó un paro cardíaco ya que directamente le «perforó una aurícula del corazón».

«Entró en paro en la ambulancia, el equipo lo empezó a masajear y alertó al Hospital Fernández. Lo recibieron rápidamente en el shock room ya en paro. Luego de masajearlo por 40 o 50 minutos falleció. Fue un puntazo que entró directo a la cavidad cardiaca, no hubo forma de sacarlo», detalló Crescenti.

Tras el hecho, la Policía Científica y el personal de Homicidios de la Policía de la Ciudad montaron un operativo en la zona.

En la plaza que se encuentra ubicada frente a la heladería un periodista de C5N que cubría el hecho, encontró un cuchillo tipo «Tramontina» que la policía no había visto y que se presume fue el empelado en el ataque.

«Estábamos recorriendo el parque, viendo si encontrábamos algo y nos encontramos con este cuchillo de la conocida marca brasileña (Tramontina, dijo en medio de la transmisión en vivo el periodista Diego Lewen, a las 7.45 de hoy, mientras las cámaras exhibían el arma con manchas que parecían ser de sangre.

En medio de un móvil televisivo, el mismo cronista también hallóun pantalón corto color gris, antes de la llegada de los peritos de la Policía Científica de la ciudad.

Al ser consultado sobre el hallazgo, el comisario Jorge Muñoz, de la Comisaría Vecinal 14C de Palermo, se excusó al manifestar que «se rastrilló, pero estaba oscuro».

«Es una plaza muy grande y en la oscuridad no se ve, no había luz. Se rastrilló, pero estaba oscuro», se limitó a decir el comisario.

 

Un periodista encontró un cuchillo con sangre que la policía no vio.

 

Además del cuchillo y la prenda de vestir hallada por el periodista,  los peritos luego secuestraron en las inmediaciones una campera, una mochila y una frazada que serán analizadas para saber si tienen relación con el autor del hecho.

Por otro lado, personal de la División Investigaciones de la Comuna 14 secuestró cámaras de seguridad de la zona donde fue atacado Barbieri para luego analizarlas y determinar si se puede hallar al asesino.

El Jefe de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad, Miguel Angel Fornaro, habló luego con TN y dijo que tiene imágenes de cámaras «tanto privadas como públicas» que ya forman parte de la investigación para encontrar al autor del crimen.

«Necesitamos saber el lugar exacto donde ocurrió la agresión. Tenemos una distancia entre el llamado telefónico de un testigo al lugar de la asistencia que solicita el damnificado de 120 metros. Lo que estamos tratando de conocer con las cámaras es el lugar exacto de la agresión y la dirección de fuga del agresor. Lo que tenemos individualizado como posible punto de fuga del autor sería Berro y Casares», agregó.

Además, señaló que, desde que Mariano Barbieri ingresó a la calzada de la Avenida del Libertador y el momento que ingresó a la heladería, pasaron apenas «tres minutos» y que el primer llamado al 911 que recibieron databa de un solo agresor al que aún no tienen identificado.