• 24/04/2024 16:12

Covid-19: La nueva variante EG.5 o ‘Eris’ está en aumento y ya hay casos en la Argentina

La nueva cepa de COVID, que desciende de la variante Ómicron del coronavirus, está aumentando su prevalencia a nivel global. La OMS confirmó que son dos cuadros «aislados»: uno en Córdoba y otro en la Ciudad de Buenos Aires. Cuáles son sus síntomas.

 

 

Desde que apareció por primera vez, el COVID ha estado mutando o cambiando de forma. Las nuevas versiones genéticas que siguen apareciendo se denominan variantes. Según la OMS, EG.5 se vio por primera vez en febrero de 2023 y los casos han ido aumentando de manera constante.

Ayer, en el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud se confirmó que a la fecha fueron identificados «dos casos aislados» de la variante EG.5, considerada recientemente como Variante de Interés por la OMS (VOI) por estar presente en países como Estados Unidos donde hubo aumento de casos de Covid.

«Uno de ellos partir de la vigilancia de virus respiratorios en las Unidades de Monitoreo Ambulatorio (UMAs) en la provincia de Córdoba y otro caso con residencia en Ciudad de Buenos Aires. Los casos fueron detectados a través de la vigilancia genómica realizada por la Red Federal de Genómica y Bioinformática», señaló el comunicado.

La EG.5 o ‘Eris’ fue considerada el 9 de agosto como Variante de Interés (VOI) por la OMS porque aumentó su prevalencia. La mayoría de los casos se registraron en China, Estados Unidos, República de Corea, Japón, Reino Unido, Francia, Portugal y España.

«La prevalencia de EG.5 sigue aumentando, pasando del 7,5% en la semana 25 al 17,4% en semana 29«, indicó el Boletín Epidemiológico.

Sin embargo, Debat -integrante del Proyecto Argentino Interinstitucional de genómica de SARS-CoV-2- sostuvo que «el aumento de frecuencia de toda variante que se da en simultáneo con un aumento de casos en algunas regiones del mundo tiene que ver más con factores de inmunidad poblacional».

Y añadió: «Sólo para dar un ejemplo, el último pico de casos en Estados Unidos fue hace seis meses y el pico anterior fue hace 12 meses; entonces quizás hasta era esperable que empezara a aumentar la frecuencia de casos en un contexto de baja de la inmunidad poblacional y falta de vacunación».

El especialista advirtió que «al mismo tiempo que la OMS pasó a considerar a EG.5 como variante de interés, un equipo de investigadores de Japón -que son los que siempre hacen la caracterización biológica de las variantes- determinó que esta variante no es más evasiva en lo que hace a inmunidad que otros sublinajes de Ómicron».

«Ademásen experimentos in vitro se demostró que no es más infectiva, es decir, que no tiene propiedades biológicas que generen algún riesgo mayor que cualquiera de los otros sublinajes que existen en este momento«, describió.

 

Células de coronavirus (PH: National Geographic)

 

 

En Argentina, la situación actual de variantes de SARS-CoV-2 se caracteriza por una circulación exclusiva de la variante Ómicron. En relación a los linajes de Ómicron, a partir de la semana del 28 de noviembre de 2022 comenzó a observarse predominancia de las variantes BQ.1* y XBB*, con algunas detecciones de BA.2, BA.4 y BA.5.

Actualmente, la OMS está monitoreando dos variantes de interés más: XBB.1.5 y XBB.1.16 y seis variantes bajo seguimiento (VUM) y sus linajes descendientes.13 BA.2.75, CH.1.1, XBB, XBB.1.9.1, XBB.1.9.2 y XBB.2.3.

A nivel mundial, XBB.1.16 sigue siendo la VOI más frecuente, informado de un total de 101 países desde su aparición. XBB.1.16 representó el 25,2% de las secuencias en la semana epidemiológica 29 en comparación con un 22,2% en la semana epidemiológica 25.

Maria Van Kerkhove, líder técnica de la OMS en COVID-19, indicó que la EG.5 tiene una mayor transmisibilidad, pero no es más grave que otras variantes de Ómicron.

«En conjunto, la evidencia disponible no sugiere que la EG.5 tenga riesgos adicionales para la salud pública en relación con las demás estirpes descendientes de Ómicron que circulan actualmente. Si bien la EG.5 ha mostrado un aumento de la prevalencia, ventaja en el crecimiento y propiedades de escape inmunológico, no se han informado cambios en la gravedad de la enfermedad hasta la fecha», afirmó.

Los principales síntomas siguen siendo el dolor de garganta, la congestión, los estornudos, la tos, el dolor de cabeza, la voz ronca, los dolores musculares y la pérdida de olfato.

Si bien las vacunas más antiguas pueden no prevenir completamente las infecciones por EG.5.1, actualmente se están desarrollando dosis de refuerzo dirigidas a una variante llamada XBB.1.5.