• 12/04/2024 22:12

Cecilia Strzyzowski: Declararon dos testigos del casamiento de la joven con César Sena

Ambos reconocieron sus firmas cuando se le exhibió el acta de matrimonio. Qué declararon ante los fiscales de la causa

 

Este martes 25 de julio, se presentaron a declarar ante el Equipo Fiscal Especial (EFE) de Resistencia, Chaco, dos testigos del casamiento de Cecilia Strzyzowski y César Sena

Se trata de una mujer de 28 años, amiga de la víctima, y  un hombre de 19, íntimo del principal imputado. Ambos  habían sido notificados el pasado 21 de julio, por lo qe concurrienron a la fiscalía a prestar declaración.

En este contexto, este martes por la mañana reconocieron sus firmas en el acta de matrimonio y relataron todo lo sucedido durante la ceremonia civil celebrada el 16 de septiembre de 2022. Además, dieron detalles de la relación entre la víctima y su pareja.  Ninguno de los dos sabía que los jovenes se divorciaron apenas cuatro días después de celebrar su casamiento.

La testigo relató que con Cecilia eran amigas desde los 13 años. Según contó, aproximadamente un mes antes del casamiento, Cecilia le propuso ser su testigo. “Yo acepté. No le hice preguntas al respecto, pero sí me llamó la atención que se casara, porque hacía poco tiempo que estaba en pareja”, dijo ante la fiscal Nelia Velázquez.

La mujer también contó que la última vez vio a su amiga fue en noviembre de 2022 en Gato Negro, la cafetería que Cecilia operaba hasta antes de su muerte.

Allí se reunieron a merendar con otra amiga más del grupo del colegio. “Ese día solamente estaban ella (Cecilia) y la mamá (Gloria), César no estaba. La primera y única vez que lo vi fue en el civil, en el mes de septiembre del año 2022”, aseguró.

Según declaró la testigo, Cecilia  le habiá dicho días antes del 23 de diciembre de 2022, que la fiesta de casamiento que iba a celebrarse es día (y para la cual se había reservado un salón y se habían mandado a imprimir invitaciones),  que se suspendía “por motivos personales”.

Esta información resulta de importancia para la causa, teniendo en cuenta que el 21 de diciembre de ese año la pareja obtuvo la sentencia de divorcio.

En ese sentido, según informó Infobae, una de las hipótesis que maneja la querella sostiene que tal vez Cecilia “no sabía que estaba divorciada y que se presentó un expediente de divorcio sin su consentimiento”. “Es una teoría. Si bien el divorcio puede presentarse de manera unilateral, según el nuevo código civil y comercial; en este caso, el acta se presentó con las firmas de ambos”,

 

El café Gato Negro

 

Por su parte, el otro testigo, que se definió como amigo y compañero de la secundaria de César, dijo que fueron juntos a la Escuela Educación Técnica N° 21 “Manuel Belgrano”, de la que egresaron en diciembre de 2022.

Según relató, mientras todavía iban a clases, César le pidió que fuera testigo del civil. “Fui una de las primeras personas a las que le contó que se iba a casar”, dijo.

También aseguró haber sido empleado de la cafetería Gato Negro durante dos meses y que en ese tiempo forjó un vínculo con Cecilia. Éramos como amigos del trabajo, contó.

De acuerdo con el joven de 19 años, el vínculo entre César y Cecilia era “bastante lindo”. “Por lo que yo veía, él estaba muy enamorado de ella y se terminaron casando. Hubo una proyección de fiesta, recibí la invitación, pero luego César nos contó a mí y a otro amigo que la fiesta no se iba a hacer. Nos lo contó en el colegio y sin mencionar los motivos. Dijo que iban a ver si podían hacerla más adelante”, sostuvo.

Consultado acerca del posible deseo de César de ser papá, el testigo contestó de manera afirmativa. “Era un plan a futuro con Cecilia: los dos querían ser padres. Me lo dijeron mientras trabajaba en Gato Negro. Estábamos hablando sobre si nos gustaría tener hijos y eso. Ahí Cecilia dijo que le gustaría ser mamá”, aseguró el joven, pero no dijo nada vinculado a la posibilidad de que la víctima estuviera embarazada.

Además de esos datos, el amigo de César sostuvo que mientras fueron compañeros frecuentó la casa de la familia Sena, ubicada en la calle Santa María de Oro al 1400, donde los fiscales sospechan que ocurrió el crimen. “Siempre que nos juntábamos a tomar mates o a hacer algo para el colegio íbamos ahí. Incluso, conozco a Emerenciano y Marcela: eran como los padres de cualquier amigo. Cuando tuvimos que hacer un trabajo práctico, ellos cocinaron y comimos juntos”, detalló.

También describió la relación de su amigo con Marcela Acuña: Eran muy cariñosos, muy pegados. César era muy mamero, se llevaban bien”.

El testigo también comentó que  al enterarse de la desaparición de Cecilia los primeros días de junio envió un mensaje al chat de amigos de WhatsApp en el que estaba Sena hijo, quien le respondió que estaba «preocupado porque no sabía dónde estaba y que tenía miedo porque le podría haber pasado algo malo».

Por otra parte, los fiscales Jorge Cáceres Olivera, Jorge Gómez y Nelia Velázquez aguardan los resultados de ADN de las las manchas de sangre humana encontrada en la caja de la camioneta Toyota Hilux de César Sena, para determinar si efectivamente pertenecen a la joven desaparecida.

 

(Con información de Télam, Infobae y C5N)