• 18/06/2024 04:41

EEUU: La Corte federal no le reconoce inmunidad ante delitos electorales a Donal Trump

Feb 6, 2024

Con este fallo, el ex presidente estadounidense continuará siendo investigado por el fiscal especial Jack Smith, por el supuesto delito de modificar el resultado de las elecciones de 2022.

 

 

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump no goza de inmunidad presidencial por los supuestos delitos cometidos durante su presidencia para subvertir el resultado de las elecciones de 2020, dijo este martes una corte federal de apelaciones en un fallo histórico.

La Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia señaló que la afirmación de que Trump es inmune a la responsabilidad penal por las acciones que tomó mientras estaba en la Casa Blanca «no está respaldada por precedentes, historia o el texto y la estructura de la Constitución».

La sentencia significa un duro revés para la defensa de Trump, clave en el caso por supuestamente intentar cambiar el resultado de las elecciones de 2020 que lleva adelante el fiscal especial Jack Smith, informó CNN. Este pedido de inmunidad ya había sido rechazado en diciembre pasado por la jueza distrital Tanya Chutkan, que preside el proceso por interferencia electoral.

Trump había argumentado que el motivo por el cual Smith lo acusó formaba parte de sus funciones oficiales como presidente y que, por lo tanto, lo exoneraban de la responsabilidad penal.

«Por el propósito de esta causa penal, el expresidente Trump se convirtió en ciudadano Trump, con todas las defensas de cualquier otro acusado penal. Pero cualquier inmunidad ejecutiva que pueda haberlo protegido mientras servía como presidente ya no lo protege de esta acusación», escribió la corte.

 

Foto AFP

Un vocero de Trump declaró poco después de que se conociera el fallo que el equipo legal del expresidente apelará para «salvaguardar la Presidencia y la Constitución».

Trump tiene tiempo hasta el lunes próximo para presentar una solicitud de suspensión de emergencia ante la Corte Suprema, que puede decidir si acepta el caso o permite que se mantenga el fallo del tribunal de apelaciones.

Si se la aceptan, el juicio penal no se reanudará hasta después de que el alto tribunal decida qué hacer con su solicitud de pausa.

Trump -quien marcha cómodo al frente de las primarias republicanas y ya casi sin oposición- podría ser condenado por un «asalto sin precedentes a la estructura de Gobierno», según el fallo.

«Sería una sorprendente paradoja que el Presidente, que es el único investido del deber constitucional de velar por el fiel cumplimiento de las Leyes, fuera el único funcionario capaz de desafiar esas leyes con impunidad», escribieron las juezas, que rechazaron de plano la afirmación de Trump de que su acusación penal tendría un «efecto amedrentador» para otros presidentes.

En este sentido, los abogados de Trump argumentaron que si futuros presidentes creían que podrían ser procesados por sus «funciones oficiales», dudarían más a la hora de actuar dentro de sus funciones.

«Si no se le garantiza la inmunidad a un presidente, todo futuro gobernante que deje el cargo será de inmediato acusado por el partido opositor», dijo Steven Cheung tras conocerse la decisión del tribunal de apelaciones.

«¡Sin inmunidad total, un presidente de Estados Unidos no podría funcionar correctamente!», agregó, informó la agencia de noticias AFP.

Estaba previsto que Trump fuera a juicio el 4 de marzo, acusado de conspiración para anular los resultados de las elecciones de 2020, pero el juez de distrito que supervisa el caso se vio obligado a posponer el inicio del proceso en espera de un fallo sobre la inmunidad, emitido por el tribunal de apelaciones.

El fiscal especial Jack Smith, que presentó el caso de conspiración electoral contra Trump, ha tratado de mantener la fecha de inicio del juicio en marzo, mientras que los abogados del expresidente intentaron repetidamente retrasarlo hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre, cuando seguramente se enfrentará con Biden.

(FW)Trump también enfrenta cargos de interferencia electoral en el estado de Georgia y ha sido acusado en Florida de llevarse ilegalmente una gran cantidad de documentos ultrasecretos al abandonar la Casa Blanca.

El magnate fue acusado dos veces por la Cámara de Representantes -controlada por los demócratas- mientras estaba en el cargo, pero fue absuelto en ambas ocasiones(FW)

Durante los argumentos del mes pasado ante el tribunal de apelaciones, los tres jueces se mostraron escépticos ante los argumentos de inmunidad presentados por el abogado de Trump.

«Creo que es paradójico decir que su deber constitucional de ‘cuidar que las leyes se ejecuten fielmente’ le permite violar leyes penales», afirmó la jueza Karen Henderson, designada por el expresidente republicano George H.W. Bush.

El abogado de Trump, John Sauer, dijo a los jueces que un presidente sólo puede ser procesado por acciones realizadas mientras estaba en la Casa Blanca si primero el Congreso lo acusa y condena. «Autorizar el procesamiento de un presidente por sus actos oficiales abriría una caja de Pandora de la que esta nación tal vez nunca se recupere», señaló Sauer.

James Pearce, abogado del Departamento de Justicia, calificó esa perspectiva como «extraordinariamente aterradora» y dijo que permitiría a un presidente renunciar antes de ser acusado y escapar del castigo. Representantes de la Casa Blanca no hicieron comentarios al respecto.

 

 

(Con información de Télam)