• 05/03/2024 01:42

CABA: Este lunes inicia el juicio por la violación grupal de una joven en Palermo

Los seis acusados están imputados como presuntos coautores de un «abuso sexual con acceso carnal agravado por la intervención de dos o más personas», que prevé una pena de 8 a 20 años de cárcel.

 

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional (TOC) 14 de la Capital Federal comenzará a juzgar desde el próximo lunes a los seis detenidos por la violación grupal de una joven de 21 años, ocurrida hace un año y medio en el barrio porteño de Palermo, acusados como coautores una imputación por «abuso sexual agravado».

La audiencia inicial está fijada para el lunes a las 9.30 en el edificio judicial de la calle Lavalle 1171. Durante siete jornadas, los días 1, 4, 11, 15, 18, 25 y 29 de septiembre, declararán más de 30 testigos.

El TOC 14 estará integrado por los jueces Gabriel Vega, Gustavo Valle y Domingo Altieri, y la acusación estará en manos del fiscal general Fernando Klappenbach. La víctima —cuya identidad se resguarda para preservarla— estará representada como querellante por los abogados Hugo Figueroa y Osvaldo Cantoro.

Los seis imputados, todos con prisión preventiva, son: Ángel Pascual Ramos (24), Lautaro Dante Ciongo Pasotti (25), Thomas Fabián «TH» Domínguez (22), Franco Jesús Lykan (24), Alexis Steven Cuzzoni (21) e Ignacio Retondo (24).

 

 

Todos llegan al juicio como presuntos coautores de un «abuso sexual con acceso carnal agravado por la intervención de dos o más personas» —que prevé una pena de 8 a 20 años de cárcel—, en concurso real con las «lesiones leves» —de un mes a un año de prisión—, producidas al testigo Luis Riveros Espínola, a quien agredieron antes de que todo el grupo sea detenido por la Policía de la Ciudad.

Sus defensores serán los particulares Jorge Alfonso (por Domínguez), Oscar Isidro Aguirre (por Retondo y Lykan) y María José Fanego (por Ciongo Pasotti); y los oficiales Santiago García Berro (por Ramos) y Fernando Ovalle (por Cuzzoni).

 

Captura de las cámaras de seguridad.
 

Fuentes judiciales indicaron que, al tratarse de un delito de instancia privada, el juicio será a puertas cerradas y que la declaración de la víctima no tiene fecha fija, realizándose cuando ella esté en condiciones, sin la presencia de los acusados e incluso, si es necesario, de manera remota.

La clave del debate estará centrada en si se mantendrá la acusación que durante la instrucción formularon y sostuvieron el fiscal Eduardo Rosende y el juez Marcos Fernández, en la que, pese a que no todos llegaron a abusar de la víctima, les atribuían a los seis el mismo grado de responsabilidad en el marco de una «coautoría funcional» con división de roles, o si alguno de los imputados es beneficiado con una calificación más leve.