Rusia y Ucrania: Putin anuncia una «operación militar especial» para proteger Donbás

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció este jueves una «operación militar especial» en la región del Donbás, en el este de Ucrania y advirtió que cualquier intento extranjero de interferir con la acción rusa conduciría a ‘consecuencias que nunca han visto’

 

 

Así lo anunció Vladimir Putin en un discurso televisado, mientras el Consejo de Seguridad de la ONU se encuentra reunido y le imploraba que detuviese cualquier acción bélica.

Putin dijo que la operación busca la «desmilitarización y desnazificación de Ucrania» (el presidente ucraniano es, de hecho, judío).

Vladimir Putin

Según explicó, la decisión fue tomada después de recibir una petición de ayuda de los líderes de los territorios separatistas respaldados por Rusia formados en el este de Ucrania en 2014, aunque desde hace semanas la inteligencia occidental había alertado de una potencial invasión.

«Tomé la decisión de llevar a cabo una operación militar especial.» «Su objetivo será defender a las personas que durante ocho años sufren persecución y genocidio por parte del régimen de Kiev. Para ello, apuntaremos a la desmilitarización y desnazificación de Ucrania, así como a llevar ante los tribunales a quienes cometieron múltiples crímenes sangrientos contra civiles, incluidos ciudadanos de la Federación Rusa. Nuestros planes no incluyen la ocupación del territorio ucraniano”, señaló el Presidente ruso

Putin pidió a los soldados ucranianos que depongan las armas de inmediato. «Todos los miembros del servicio del ejército ucraniano que sigan estas demandas podrán abandonar la zona de batalla», dijo.

También ofreció lo que parecía ser una advertencia a otros países, como Estados Unidos, que han apoyado a Ucrania.

«Cualquiera que intente interferir con nosotros, o más aún, crear amenazas para nuestro país y nuestro pueblo, debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata y lo llevará a consecuencias como nunca antes ha experimentado en su historia. Estamos listos para cualquier giro de los acontecimientos».

Por su parte, el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, señaló este miércoles en su discurso ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas que la decisión de reconocer la independencia de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk es consecuencia directa de años de sabotaje por parte de Kiev de sus obligaciones directas bajo un conjunto de medidas aprobadas por la resolución 2202 del Consejo de Seguridad.

Nebenzia advirtió que la comunidad internacional ha sido engañada por Kiev durante los ochos años del conflicto, al asegurar su compromiso con los acuerdos de Minsk y recalcó que Kiev en realidad se ha dedicado a «sabotear» el trabajo del grupo de contacto.

 

Zelensky, Presidente de Ucrania

 

Horas antes, el Presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, había advertido que la ofensiva rusa contra su país era inminente, poco después de que el Kremlin anunciara que líderes de las regiones fronterizas de Donetsk y Luhansk habían pedido ayuda a Moscú.

En un discurso televisado, Zelensky afirmó que su par ruso no había respondido a su invitación para hablar y advirtió del peligro del estallido de una gran guerra en Europa.

El mandatario ucraniano dijo además que Rusia tiene «casi 200.000 soldados en las fronteras de Ucrania y miles de vehículos de combate».

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, había dicho horas antes que los líderes separatistas de Donetsk y Luhansk pidieron a las fuerzas rusas que entren en sus regiones separatistas en el este de Ucrania para «ayudar a repeler la agresión de las fuerzas y unidades armadas de Ucrania».

«Los llamamientos subrayan que debido al deterioro de la situación y las amenazas de Kiev, los ciudadanos de las repúblicas se han visto obligados a abandonar sus hogares y su evacuación a Rusia continúa», dijo Peskov, citado por la agencia de noticias oficial rusa TASS.

«El régimen de Kiev se concentra en resolver el conflicto por la fuerza», afirma un llamado de los separatistas transmitido por Peskov.

Kiev

«Mientras continúa la agresión de las fuerzas armadas ucranianas, la infraestructura civil e industrial, las escuelas, los hospitales y los jardines de infantes están siendo destruidos en las repúblicas«, señaló, refiriéndose a las dos regiones del este de Ucrania que Rusia reconoció el lunes como naciones independientes.

«Lo peor es la muerte de la población civil, incluidos los niños. Las acciones del régimen de Kiev dan testimonio de la falta de voluntad para detener la guerra en Donbás», según citó Peskov del texto de las cartas, sin aportar ninguna prueba.

El portavoz agregó: «Kiev continúa aumentando su presencia militar en la línea de contacto, recibiendo apoyo integral, incluido apoyo militar, de EE.UU. y otros países occidentales».

De acuerdo al Kremlin, las tropas rusas están operando con el «propósito de evitar víctimas entre los residentes pacíficos y una catástrofe humanitaria».

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, acusó a Ucrania de apoyar un «genocidio» en la región de Donbás.

Por su parte el Presidente de los Estados Unidos ha emitido un comunicado cargando contra su homónimo ruso: «Putin ha elegido una guerra premeditada que traerá una catastrófica pérdida de vidas y sufrimiento humano. Solo Rusia es responsable de la muerte y destrucción… EEUU y sus aliados responderán de manera unida y decisiva».

 

Related posts