Cocaína Adulterada: Berni intervino la Comisaría 5° de San Martín por “serias sospechas” de vinculación policial

El ministro de Seguridad bonaerense se refirió a personal de la Comisaría 5a. de Billinghurst, en el Partido de General San Martín, y sostuvo que los uniformados fueron “cómplices por acción u omisión”.

 

 

El Ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, no descartó la detención de uniformados de la policía bonaerense por su presunta vinculación con la organización criminal que vendió la cocaína adulterada que mató a 24 personas.

En este contexto, la comisaría 5a. de San Martín, con jurisdicción en la zona caliente del narcomenudeo, hoy fue intervenida. Mientras tanto, Berni habló de “serias sospechas” sobre el personal de esa dependencia.

“Seguramente hay algún policía de jerarquía que está muy implicado. Seguramente puede haber policías detenidos. Hay testimonios claves de un par de personas que han sindicado que hay un policía que ha sido cómplice por acción o por omisión, de lo que sucedió en la villa”, explicó el Ministro  en una conferencia de prensa donde presentó el resultado del denominado Operativo Droga Salvaje, que ejecutaron de manera conjunta las fuerzas policiales de la provincia de Buenos Aires y la Federal, donde fueron detenidos catorce sospechosos en la mira de una mega investigación llevada a cabo por la justicia federal de San Martín.

«Acabo de disponer la intervención de la Comisaría 5ª de Billinghurst en el marco de causa que tramita en el juzgado de la doctora Alicia Vence y enviar todas las actuaciones a la división de Asuntos Internos porque tenemos todos los elementos para sostener que hay importantes efectivos policiales involucrados en la comercialización de estupefacientes en la zona oeste», afirmó el Ministro.

 

 

 

Un oficial de alto rango apodado «Tierno» y un  Teniente 1º, a quien todos conocen como «Chucky» por las cicatrices que muestra en su rostro tras haber recibido un disparo en la mejilla izquierda durante un «enfrentamiento producido mientras se encontraba recorriendo la villa 18 de Diciembre», son dos de los apuntados por la investigación, basada en varios testimonios y «elementos contundentes de prueba» que serán incorporados a la causa en las próximas horas.

El «Tierno» patrulla las calles de San Martín desde hace más de veinte años y es «el responsable de retirar el dinero de los puestos de venta en Puerta 8, Lanzone, El Gaucho y la 18», aportó una fuente que participó de las pesquisas. «Él mismo se encargaba de recaudar barrio por barrio, hasta que estalló el quilombo de Puerta 8 y ahora los hace venir hasta el playón de una GNC», aseguró.

Además, el «Tierno» juntaba «las puestas para la Jefatura Departamental, el Comando de Patrullas y la División Narcotráfico de todo San Martín, que por supuesto después repartía».

 Por su parte «Chucky» era el encargado de recaudar aproximadamente «unos dos millones de pesos por semana, que también distribuía hacia la superioridad».

Según trascendió, existiría el registro de una cámara oculta en la que ambos funcionarios policiales aparecen pactando una transacción ilegal con integrantes de las bandas narco que operan en la región. En las imágenes -que permiten visualizar de modo indubitable que se trata de los mencionados efectivos- se puede escuchar el audio de una conversación en la que dan detalles del «arreglo».

La línea de investigación también incluye a un efectivo de la Policía Federal, apodado «Rolo» que recaudaría para integrantes de esta fuerza y a otro policía al que refieren como «El Tano Carlos», pasado a disponibilidad en mayo de 2020. «Todos son millonarios, no pasan una declaración patrimonial, andan en camionetas y autos y viven en casas que nunca hubieran podido comprar con un sueldo policial», afirmó otro integrante de la fuerza que conoce a varios de los citados, según publicó Data Clave.

A mediados del año pasado, en el marco de una serie de allanamientos efectuados en la localidad de Villa Maipú (también del Partido de  General San Martín) por otra causa narco, los investigadores judiciales encontraron sobres con leyendas escritas alusivas a las diferentes dependencias policiales y diferentes cifras que oscilaban entre los trenta y los cuarenta mil pesos.

El hallazgo dio pie a que los fiscales efectuaran entrecruzamiento de los teléfonos secuestrados, pero no hallaron la conexión, por lo cual la causa se archivó cinco meses después.

«Esperamos que en esta oportunidad, con el recuerdo de los 24 muertos de Puerta 8 presionando la conciencia social y los elementos colectados, podamos pasarles por encima a estas lacras que lo único que hacen es ensuciar a la policía», sostuvo uno de los investigadores.

 

Related posts