Formosa: Instalaron cabinas de sonido para experimentar lo que sienten los niños autistas por la pirotecnia

A pocos días de las festividades de Fin de Año, el Municipio de la ciudad de Formosa inició la Campaña “30 segundos de empatía” para desalentar el uso de la pirotecnia.

 

 

La municipalidad de la Ciudad de Formosa instaló este jueves una cabina de sonido para que se pueda experimentar lo que sienten las personas con autismo y los animales ante el estruendo provocado por pirotecnia no autorizada, como una forma de sensibilización en una campaña por el no uso de artefactos explosivos en estas fiestas, informaron fuentes comunales.

La Coordinación de Acción Social de la comuna capitalina, destacó que la Campaña se denomina “30 segundo de empatía” y estuvo habilitada a partir de este jueves y viernes en la peatonal Rivadavia del centro de la ciudad, mientras que el sábado se instalara en la Feria Emprendedora que se realizará en el Paseo la Estación.

El uso de la cabina será hasta el 22 de diciembre, cuando se realizará un brindis con luces y entrega simbólica de velas, agregaron las fuentes.

“Si bien venimos trabajando en esta campaña de concientización en forma articulada con otras áreas de la municipalidad y con las asociaciones de padres de niños con autismo y protectoras de animales, este año el objetivo principal es sensibilizar a la comunidad”, señaló la directora de discapacidad de la comuna, Magdalena Idoyaga.

La idea de la cabina es “poder llegar a las personas, ya que al ingresar podrán percibir de la misma forma y con la misma intensidad de potencia el estruendo de la pirotecnia sonora, tal cual lo hacen los niños con autismo y los animales”.

“Creemos que esto tendrá un mayor impacto, ya que les permitirá a las personas vivenciar lo que los niños con autismo y los animales sienten” dijo la funcionaria, y añadió que se logrará el objetivo de sensibilizar “para que todos tomen conciencia y no usen pirotecnia”.

Además, la funcionaria municipal destacó que, independientemente de la fuerte campaña que lleva adelante el municipio, existe la Ordenanza Municipal 7386/19, que prohíbe la venta de artículos pirotécnicos que superen los 65 decibeles.

Related posts

Deja una respuesta