UCR: Se rompió el bloque radical en la Cámara de Diputados

Doce diputados harán su propia bancada dentro de Juntos por el Cambio, separándose del grupo que lidera Mario Negri. 

 

 

El sector que encabeza Emiliano Yacobitti -con el respaldo del líder de Evolución Martín Lousteau– anunció la formación de una bancada propia, que estará compuesta por 12 legisladores. Del otro lado, quedó Mario Negri, con 33 integrantes. Ante ese panorama, la principal duda de los gobernadores y dirigentes radicales es hasta qué punto esa fractura incidirá en la elección de la autoridad del partido, prevista para el 17 de diciembre próximo.

Para ambos grupos las diferencias eran prácticamente insalvables. El vicedecano de la facultad de Ciencias Económicas ya había tomado la decisión de conformar otro bloque, que presidirá Rodrigo de Loredo, quien le ganó la interna a Negri en Córdoba el 12 de septiembre pasado. Sólo restaba confirmar quiénes darían el salto.

El neuquino Pablo Cervi y el pampeano Martín Berhongaray recibieron varias llamadas desde el radicalismo de sus respectivas provincias para que continúen dentro de la bancada de la UCR, sin embargo los dos diputados decidieron ir detrás de la propuesta de Yacobitti y Lousteau.

También se fueron al bloque de Evolución Radical Alejandro Cacace, Dolores Martínez, Martín Tetaz, Carla Carrizo, Gabriela Brouwer de Koning, Victoria Tejeda, Danya Tavela y Marcela Antola.

Las legisladoras mendocinas Jimena Latorre y Pamela Verasay, que responden al titular de la UCR, Alfredo Cornejo, resolvieron no sacar los pies del plato, aunque están de acuerdo con la necesidad de una renovación puertas adentro.

“El radicalismo renovador armará un bloque radical dentro de Juntos por el Cambio”, anunciaron desde ese espacio a través de un comunicado, horas antes de que Negri encabezara una reunión de la bancada radical, donde finalmente se ratificó su continuidad como presidente.

“Más de una decena de diputados de distintas provincias hemos tomado esa decisión porque no estamos de acuerdo con que se repitan las mismas vocerías que vienen expresándose en nombre del partido desde hace décadas. No es una cuestión de nombres sino de representación social”, puntualizaron en el texto publicado esta mañana, el cual fue difundido con celeridad desde las cuentas de Twitter de las diputadas y los diputados de Evolución Radical.

Según fuentes de la facción que comanda Yacobitti, se adelantaron a anunciar la ruptura debido a que “del otro lado ya tenían todo resuelto y no estaban dispuestos a negociar nada”. A eso se sumó que las conversaciones con los mandatarios provinciales Gerardo Morales, de Jujuy, y Gustavo Valdés, de Corrientes, fueron más que infructuosas. Tampoco sirvió de nada la mediación de Cornejo, que dejó en claro que no está de acuerdo con ninguno de los dos sectores en pugna. “La responsabilidad de la fractura es de ambos lados”, dijeron cerca del dirigente mendocino.

 

 

El viaje de Morales y Valdés a Buenos Aires tuvo un doble objetivo: persuadir a los radicales díscolos para que dieran marcha atrás y participar de la reunión del Comité Nacional. Lo primero no fue posible.

En el encuentro pautado para las 20, tenían como misión fijar la fecha del plenario para la elección de autoridad de la UCR, previsto para el 17 de diciembre. En un principio, habían pensado en hacerlo tres días más tarde, pero algunos advirtieron, con bastante atino, que no era un día adecuado, teniendo en cuenta que se cumplen los 20 años de la renuncia de Fernando De la Rúa a la presidencia de la Nación.

Una de las preocupaciones que surgió en las últimas horas entre los gobernadores y los principales referentes radicales es hasta qué punto será posible mantener la lista de unidad, que tiene a Morales como candidato.

El temor es que Lousteau se postule para competir con el mandatario jujeño. Más aún después de la acalorada discusión que ambos dirigentes mantuvieron por la mañana por el funcionamiento del bloque de diputados de la UCR, que derivó en una ruptura.

Desde el entorno de Lousteau señalaron a este diario que, por el momento, el senador porteño “no está pensando en disputar” la presidencia de la UCR a nivel nacional, sin embargo no descartaron por completo esa posibilidad. Lo que sí está bajo análisis es su continuidad dentro de la bancada radical en el Senado. “El radicalismo no puede seguir así, por eso le vinimos a poner un poco de rock”, apuntaron desde ese sector.

 

Bloque de la UCR

Del lado de Negri siguieron los pasos que se habían prefijado días atrás. A diferencia de otras veces, el diputado cordobés no se apuró a hacer declaraciones ni emitir comunicado alguno.

Él, al igual que los otros 32 legisladores que lo acompañan, decidieron esperar a la reunión que habían pautado para las 18. Allí, fue ratificado como presidente del bloque. Como vicepresidenta 1° fue elegida Karina Banfi, vicepresidente 2° Martín Arjol y vicepresidenta 3° Lidia Ascárate; como secretario general continúa Miguel Bazze, mientras la secretaria legislativa será Soledad Carrizo. 

 

 

De cara a la sesión preparatoria de este martes se propuso a Julio Cleto Cobos como vicepresidente tercero de la Cámara de Diputados. La jefatura del interbloque de Juntos por el Cambio será un tema de debate para más adelante, aunque todo indica que quedará en manos de PRO, más ahora que la bancada radical se partió.

“Siempre estaremos en el Bloque UCR defendiendo los valores del radicalismo, luchando por la República y respetando a rajatabla el contrato electoral con la ciudadanía. No es tiempo de especulaciones mezquinas. Que la sociedad esté tranquila: nunca seremos cómplices del Gobierno”, expresaron los 33 diputados radicales, que lidera Negri, al finalizar la reunión. Y agregaron: “Sorpresivamente, ante un resultado adverso, hoy 12 legisladores decidieron quebrar el Bloque de la UCR. Esto es una práctica claramente antidemocrática e injustificable. Nos preocupa que se le dé la espalda a lo que la sociedad votó el 14 de noviembre: un radicalismo unido para derrotar al populismo”.

Related posts

Deja una respuesta