CABA: Larreta logró que se aprobaran los proyectos de Costa Salguero y Punta Carrasco, y el convenio con el grupo IRSA

A pesar del cuestionamiento mayoritario de quienes se presentaron a las audiencias públicas, de las movilizaciones de las organizaciones vecinales y de los reclamos de los bloques opositores, la rezonificación de Costa Salguero obtuvo 36 votos a favor, al igual que el convenio con el grupo IRSA.

 

 

Vamos Juntos, el bloque oficialista en la Legislatura porteña, logró aprobar dos proyectos del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta: la rezonificación de Costa Salguero, para habilitar allí la construcción de edificios privados, y el convenio con el grupo IRSA para levantar un nuevo barrio en la ex Ciudad Deportiva de Boca.

Con 36 votos a favor, del oficialismo y aliados; 22 en contra, del Frente de Todos y del Frente de Izquierda, quedó aprobada la rezonificación de Costa Salguero; en tanto que el convenio con IRSA recibió 36 votos a favor, 20 en contra y 2 abstenciones.

Los legisladores porteños comenzaron el debate pasadas las 12.30.

Ambos proyectos generaron rechazo en la ciudadanía porteña, que se expresó en dos audiencias públicas con casi 10.000 inscriptos y acompañó con más de 53.000 firmas una iniciativa popular para que Costa Salguero sea un parque público, la cual fue impulsada por el Frente de Todos y varias organizaciones políticas y ambientales, entre ellas el Colectivo de Arquitectas en Defensa de las Tierras Públicas.

 

 

La primera iniciativa está vinculada al cambio de estatus jurídico de los predios Costa Salguero y Punta Carrasco, ubicados en la Costanera norte, para habilitar allí la construcción de edificios, y la segunda refiere al acuerdo con IRSA para autorizar el desarrollo de un nuevo barrio en el predio de la ex Ciudad Deportiva de Boca, ubicado en Costanera sur, el que tendría “torres de lujo”, según la oposición.

La nueva ley permite la construcción en altura en el 22,5% de los terrenos en Costa Salguero. “Sobre esas 30 hectáreas a las que hoy no tenemos ningún tipo de acceso, hoy vamos a recuperar más de 25 hectáreas de parque público. Estamos discutiendo si el parque tendría que ser de 25 hectáreas o de 30. Nosotros estamos convencidos de que la mejor forma de utilizar el espacio público es la mixtura de usos”, explicó el legislador Diego García Vilas, el último orador del oficialismo. La mixtura de usos incluye la instalación de locales gastronómicos y comerciales que “garantizarán la circulación de personas”.

 

Imagen
La votación

 

“Se está incentivando una clase de construcción que son viviendas de lujo, y el barrio que está prácticamente al lado, que es Puerto Madero, está en un 50% vacío. Díganme cuál es la utilidad pública de este proyecto” , planteó la diputada del Frente de Todos, Claudia Neira.

En las bancas del Frente de Izquierda, los legisladores colocaron carteles con la leyenda “CABA se vende” y una foto de Rodríguez Larreta con un martillo de rematador. Mientras que en las bancas del Frente de Todos, en cambio, había carteles similares a los que coloca una famosa cadena de inmobiliarias en las propiedades se comercializan. La cartelería contenía la siguiente leyenda: “Vende. Zona PRO. Larreta remata la Costanera”.

 

 

Todas estas iniciativas se enmarcan en las leyes de doble lectura, es decir aquellas que, para su aprobación definitiva, deben ser votadas dos veces en el recinto de sesiones, con la realización de una audiencia pública no vinculante entre ambas votaciones.

El Poder Judicial también intervino en la controversia, con dos sentencias que resolvieron la inconstitucionalidad de la ley que habilitó la venta de Costa Salguero, la última a través de un fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario.

 

Imagen
Los manifestantes durante la sesión de la Legislatura porteña

 

Los proyectos urbanos impulsados por Larreta y el oficialismo porteño disponen, junto a la edificación inmobiliaria, la construcción de parques y plazas públicas, junto a la obligación de que los empresarios paguen al Estado porteño una compensación económica. Esas partidas irán a un Fondo de Desarrollo Urbano Sustentable que financiará la reconversión de la zona de oficinas del microcentro porteño afectada por la pandemia.

 

Related posts

Deja una respuesta