González Catán: Dos delincuentes muertos y otros tres detenidos tras persecución y tiroteo

Tras dar un llamado al 911, la Policía comenzó un operativo cerrojo para dar con los ladrones que continuaron con su raid delictivo luego de robarle el auto a un jubilado.

 

 

Dos delincuentes de 15 y 16 años murieron baleados y otros tres fueron detenidos tras un raid delictivo, persecución y tiroteo con la Policía, en la localidad bonaerense de González Catán.

El viernes, cerca de las 23, frente a una casa de la calle Víctor Martínez al 7400, entre Barrientos y Bariloche, una banda de delincuentes asaltó a un jubilado y bajo amenaza de muerte le robaron su auto Fiat Siena negro.

Según trascendió, los asaltantes iban caminando cuando se encontraron con el hombre, identificado como José Luis Vicente (66), al que le sustrajeron su vehículo.

Tras un llamado al 911, la Policía comenzó un operativo cerrojo para dar con los ladrones que continuaron con su raid delictivo al robarle las pertenencias a dos jóvenes que caminaban por la zona.

Luego, los delincuentes se cruzaron con policías del Comando de Patrullas de González Catán con los que se tirotearon y siguieron la fuga hacia otra zona de esa localidad.

 

El hecho ocurrió en Víctor Martínez 7455 entre Barrientos y Bariloche

La persecución prosiguió por las calles Conde y Luján donde nuevamente se enfrentaron con otros efectivos que se sumaron a la persecución.

Según las fuentes, a pocas cuadras chocaron contra dos patrulleros que estaban colocados como vallado y se generó otro tiroteo donde hubo al menos 15 disparos.

A raíz del enfrentamiento, terminaron muertos dos jóvenes de 15 y 16 años, mientras que otros tres adolescentes de 14, 16 y 17 años fueron finalmente detenidos en el lugar. En tanto, todo el personal abocado a la persecución y al tiroteo resultó ileso.

 

El Fiat robado luego de la persecución

 

Al llegar, los peritos encontraron a uno de los jóvenes muertos en el asiento del conductor, mientras que el segundo estaba en el asiento trasero del lado del acompañante y en su poder tenía un arma de fuego calibre .22 con proyectiles listo para percutir, agregaron los voceros judiciales.

La madre del adolescente de 16 años fallecido se presentó en el lugar de los hechos y reconoció a su hijo, quien presentaba tres balazos en distintas partes del cuerpo.

En tanto, que el otro se esperaba que este mediodía sea reconocido por sus padres.

El personal de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) trabajó durante la madrugada a pedido de la fiscalía de Menores 2 de en turno de La Matanza, quien junto al fiscal Gastón Duplá de Homicidios dispuso la aprehensión de los tres acusados que fueron llevados a un centro de detención acorde a su edad.

Los gendarmes secuestraron el arma de fuego tipo revólver calibre .22 con seis proyectiles en su tambor cargador, cinco de ellos intactos y una vaina servida a simple vista con su mecanismo apto para el disparo.

En el suelo de la parte trasera del lado conductor hallaron un arma de plástico con similares características a una pistola calibre 9 milímetros.

Los investigadores preservaron el lugar y estaban realizando el relevamiento de cámaras de grabaciones en el recorrido de la fuga, mientras que las armas de todos los policías que participaron de la persecución serán peritadas.

Un vecino del lugar comentó al canal Todo Noticia que lamentaba que “los muertos sean menores” pero destacó el trabajo de la Policía.

“En la zona de Catán los policías se portan de diez, los felicito”, sostuvo el hombre, quien añadió: “A mi me mataron a mi hijo que era policía, tenía 20 años, no es que los defiendo por eso pero estuvieron muy bien”.

La causa seguirá su proceso en el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil y fue caratulada como “robo agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con resistencia a la autoridad, disparos de arma de fuego criminis causa y portación ilegal de arma de fuego de uso civil”.

Related posts

Deja una respuesta