Buenos Aires: Desde este miércoles, todas las escuelas bonaerenses vuelven a la presenciabilidad

Tras el acuerdo alcanzado en el Consejo Federal de Educación, la Dirección General de Cultura y Educación, actualizó el protocolo para dar inicio a una nueva etapa de clases presenciales.

 

 

A partir de la decisión del Consejo Federal de Educación, y gracias a la baja sostenida de contagios de coronavirus, este miércoles todas las escuelas de la provincia de Buenos Aires volverán a la presencialidad plena, por lo que se actualizaron las medidas de cuidado.

En consonancia con los acuerdos alcanzados por las jurisdicciones en la 109° Asamblea del Consejo Federal de Educación y contenidos en la Resolución 400/2021 de dicho organismo, la Provincia da inicio a una nueva etapa de las clases presenciales. De esta manera, los chicos volverán a las aulas de lunes a viernes en el horario de clases normal, pero bajo un estricto protocolo.

La Dirección General de Escuelas informó este lunes que la Provincia iniciará una “nueva etapa de la presencialidad cuidada en todas sus instituciones educativas” dado que “la situación epidemiológica de todos los distritos bonaerenses permite avanzar hacia estas modalidades”.

Entre las nuevas medidas que permiten la vuelta a la presencialidad plena, la Provincia redujo el espacio entre estudiantes de 1,5 metros a 90 centímetros y en algunos casos excepcionales, donde no se pueda cumplir con la distancia de referencia, se podrá incorporar más chicos al aula “robusteciendo otras medidas de mitigación”.

 

Protocolo para la Presenciabilidad Plena: 

 

  • El uso correcto de barbijo, de capa doble o triple. Los establecimientos contarán con fondos disponibles para adquirir tapabocas, posibilitando una mayor protección a las y los estudiantes que lo requieran.
  • La ventilación adecuada de las aulas, para lo cual será fundamental el uso de medidores de dióxido de carbono.
  • La distancia social mínima de dos metros entre grupos de distintos cursos en los espacios comunes de la escuela.
  • La higiene personal, la limpieza y desinfección de los espacios.
  • Testeos obligatorios semanales para la detección de casos asintomáticos para docentes y auxiliares.
  • El aislamiento preventivo de casos sospechosos y sus contactos estrechos.

 

Además, las 13.700 escuelas de gestión estatal continuarán utilizando los medidores de dióxido de carbono para mantener una adecuada ventilación de los ambientes en la escuela, mitigando el riesgo de contagio.

Related posts

Deja una respuesta