San Martín: Tres perros pitbull atacaron a una mujer

Ocurrió en la localidad de San Andrés del partido bonaerense de General de San Martín. La víctima resultó herida y le dieron varios puntos en la mano y el brazo.

 

 

Sucedió el lunes minutos antes de las 8 de la mañana.  Una mujer que caminaba por la calle Intendente Ballester al 4000, de la localidad bonaerense de San Andrés, Partido de General San Martín, sin motivo aparente, fue rodeada por tres perros de la raza pitbull.

El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad y en el video se aprecia cómo la víctima se encontraba caminando sola por la vereda e inesperadamente sale un perro y le empezó a morder la mano derecha.

La mujer reaccionó y corrió hacia la calle, pero aparece otro perro que también la ataca. Le muerden el codo del brazo derecho hasta que empiezan a tironear de la campera. A los pocos segundos, otro perro se sumó y entre los tres le destruyeron la prenda a mordidas y le causaron heridas en las piernas.

La mujer luchó como pudo y sus gritos desesperados despertaron una alerta en los vecinos que empezaron a salir de sus casas.

Un hombre, desde lejos, tira un ladrillo causando que uno de los perros se aleje. Otro vecino, se acerca corriendo y con un palo comienza a pegarle a los otros dos. Esto provoca que los animales pierdan el control y empiecen a dar vueltas alrededor de la mujer, hasta que cayó tendida en el suelo.

Ambos jóvenes,cargando palos en las manos, golpearon a los perros hasta que terminaron huyendo. La mujer se levanta con mucha dificultad agarrando sus objetos personales destruidos por las mordidas. El ataque duró más de dos minutos y la víctima fue llevada al hospital donde recibió varios puntos en la mano y el brazo.

“Son animales muy agresivos. Son mezcla con pitbull”, relató una de las vecinas que los conocen y cuando camina por la zona lo hace con un palo en la mano para defenderse.

El nieto de la dueña de los perros dijo: “Estuvimos hablando con la víctima. Pedimos disculpas y perdón. Fue algo de golpe”. Sin embargo, seguido de esto comentó: “Estoy todo el día trabajando, no me dedico a los perros”. Su abuela, la dueña de la casa donde residen los animales se defendió manifestando: “No son perros que tienen hambre. Están todo el día conmigo, no sé cómo se escaparon”.

Sin embargo, los dichos de los vecinos cuentan una versión totalmente diferente. Según ellos, uno de los perros pertenece a la abuela y los otros dos al hijo de la mujer, el cual está preso. Por eso, en el barrio no se animaban a denunciar los ataques.

Los animales se encuentran actualmente en Zoonosis, en revisión antirrábica. Van a permanecer por diez días y luego, el destino de los perros lo va a definir la justicia.

Related posts

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: