África: Un Pastor cristiano pidió que lo enterraran vivo para resucitar, pero murió.

El insólito episodio ocurrió en Zambia, al sur de África. El joven religioso quería emular la historia bíblica de Jesús. 

 

 

En un increíble episodio, un joven pastor de una iglesia cristiana intentó emular la hazaña bíblica de Jesús y pidió ser enterrado vivo, para resucitar al tercer día, en Zambia.

De todos modos, la maniobra salió mal y cuando lo fueron a desenterrar luego del plazo establecido, lo encontraron muerto.

La insólita situación se registró en Zambia, al sur de África. El protagonista de la noticia fue el pastor James Sakara, de 22 años y miembro de la iglesia Sion.

 

La noticia conmocionó al mundo.

 

Con el objetivo de dar una muestra de su fe en Jesús, convocó a su congregación para que lo ayudaran a enterrarse vivo: la idea era resucitar al tercer día, tal como lo relata la Biblia. 

Aunque inicialmente los feligreses se mostraron reticentes, Sakara finalmente logró que lo ayudaron a cavar una tumba poco profunda. Luego le ataron las manos y lo enterraron vivo.

“Volveré a la vida después de tres días, como el Hijo de Dios”, fueron las últimas palabras pronunciadas por Sakara, según cuentan su seguidores a los medios locales.

Pero lo que estaba pensado como una muestra de fe, terminó en una tragedia. Tres días después, tal como marcan las escrituras, regresaron al sitio de la tumba y encontraron el cuerpo sin vida del hombre.

Uno de los participantes en el entierro ya se entregó a las autoridades, mientras que los otros dos se cree que huyeron.

Estos tipos de pruebas absurdas de los líderes religiosos no son desconocidas en África. Hace algún un tiempo, un pastor indicó tener el ‘número de teléfono de Dios’, otros indicaron que podían curar a las personas rociándoles insecticidas en la cara, e incluso hubo uno que afirmó haber resucitado, pero finalmente declaró que fue falso.

 

 

 

Related posts

Deja una respuesta