Variante Delta: Autoridades de Provincia y Ciudad de Buenos Aires refuerzan las medidas sobre viajeros

El Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el Ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, coincidieron en la necesidad de restringir y controlar la llegada de pasajeros desde el exterior a fin de impedir el desarrollo de la variante del virus que causa preocupación en el mundo.

 

 

Las autoridades de la provincia y la ciudad de Buenos Aires coincidieron este martes en la necesidad del cumplimiento del aislamiento obligatorio por parte de quienes regresan al país desde el exterior, que en el caso de los bonaerenses incluirá cuatro días de estadía en un hotel, cuyo costo que deberá asumir el viajero, del mismo modo que para los porteños y porteñas que den positivo en Covid-19 o no puedan aislarse en sus domicilios.

Con la mirada puesta en evitar y retrasar lo máximo posible la entrada al país de la variante Delta del coronavirus, mucho más contagiosa que otras, los principales referentes sanitarios insistieron en lo crucial del cumplimiento de lo establecido en la Decisión Administrativa 643/2021, del 26 de junio pasado, que -entre otros aspectos- restringe a 600 la cantidad de residentes argentinos que pueden ingresar al país por día.

 

El gobernador bonaerense señaló que son "medidas de cuidado y prevención razonables".

 

En este sentido, en una conferencia de prensa brindada este martes en La Plata, el Gobernador Axel Kicillof; su Jefe de Gabinete, Carlos Bianco; y el Viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, dieron detalles de los protocolos que deberán seguir los bonaerenses que regresen del exterior.

Se informó que quienes tengan domicilio en la provincia de Buenos Aires y vuelvan al país deberán hacer, a partir de este jueves, 1 de julio, un aislamiento obligatorio durante cuatro días en un hotel, cuyo costo quedará a cargo de la viajante y, luego, completar el período de siete días de cuarentena en su domicilio.

Los funcionarios indicaron también que se denunciará penalmente y se aplicará multas de más de cuatro millones de pesos a quienes no cumplan con la medida.

Kicillof justificó esa decisión en la necesidad de “retrasar” lo máximo posible el ingreso de la variante Delta de coronavirus al país, para que “el esfuerzo” que se está haciendo con medidas preventivas dispuestas por le Gobierno nacional, “no vuele por los aires”.

“Se trata de una cuestión de conciencia y solidaridad. Son medidas de cuidado y prevención razonables”, dijo al defender la decisión de restringir a 600 el número de personas que pueden regresar al país procedentes del exterior.

En ese sentido, Kicillof rechazó las críticas de “los que militan los contagios y la falta de cuidado, y luego se rasgan las vestiduras” ante el aumento de los casos.“No se trata de molestar, sino de cuidar a la gente”, remarcó Kicillof.

El mandatario bonaerense planteó que la variante Delta “es un 70% más contagiosa” que otras, por lo que pidió “evitar que ingrese o demorar su ingreso”, para lo cual, dijo, “hay que lograr que quienes viajan al exterior, cuando regresen, no esparzan el virus en nuestra población”.

También subrayó que en distintos controles se detectó que más del 30% de los bonaerenses que regresaron al país del exterior en las últimas semanas, no cumplió con el aislamiento obligatorio, actitud que calificó de “poco solidaria”.

 

Quirós sostuvo que es importante reducir los viajes fuera de la Argentina "especialmente en el próximo mes o mes y medio, para completar la parte más intensa de la campaña de vacunación".

 

De mismo modo, el Ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, pidió este miércoles a la población “disminuir los viajes internacionales” a fin de evitar el ingreso de la variante Delta del coronavirus debido a su mayor contagiosidad y confirmó que el costo de los hoteles en los cuales deben permanecer aislados al regresar al país los casos positivos de coronavirus o quienes no puedan cumplir con el aislamiento en sus domicilios, estará a cargo de esas personas.

“Tenemos que hacer los mayores esfuerzos para disminuir la cantidad de viajes internacionales y que quien no tenga necesidad imperiosa de viajar no lo haga; cada persona que vuelve puede traer la variante Delta”, advirtió Quirós en su habitual conferencia de prensa sobre la evolución de la Covid-19.

Quirós sostuvo que es importante reducir los viajes fuera de la Argentina “especialmente en el próximo mes o mes y medio, para completar la parte más intensa de la campaña de vacunación” y solicitó que “haya la menor interacción (posible) con el exterior”.

Con respecto a los porteños que llegan al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, explicó que a quienes el test al ingreso al país les dé positivo o no tengan condiciones de aislamiento en sus domicilios, se les ofrece cumplir la semana de cuarentena en un hotel, cuyos “costos están a cargo de las personas, como indica la normativa nacional”.

 

Related posts

Deja una respuesta