Miami: Ya son 11 los muertos por el derrumbe y continúa la búsqueda de 151 desaparecidos

El número de víctimas fatales por el derrumbe de un edificio residencial de 12 pisos en la ciudad de Surfside, Florida, aumentó a 11, informó la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, mientras que 150 personas continúan desaparecidas, entre ellas nueve argentinos.

 

 

Las autoridades comunicaron que 150 personas siguen sin ser localizadas. Entre los desaparecidos hay al menos hay 29 latinoamericanos de los que no se tienen noticias: nueve de Argentina, seis de Colombia, seis de Paraguay, cuatro de Venezuela, tres de Uruguay y uno de Chile.

El domingo las autoridades explicaron que les pidieron a los familiares que aporten muestras de ADN para facilitar las tareas de identificación.

Sobre las labores de identificación, y ante una pregunta de la prensa sobre la demora, el jefe de la policía del condado, Alfredo Ramírez, aseguró el domingo que es un proceso lento y delicado. “Los detectives tienen que contactar a las familias”, dijo.

Tras el colapso el jueves pasado de los 55 departamentos del complejo Champlain Towers de los 136, 300 bomberos del condado de Miami-Dade, apoyados por refuerzos de todo el estado de Florida trabajaron para comenzar con las tareas de rescate.

Familiares de las víctimas del edificio que se desplomó en Miami se reúnen para honrar a las víctimas. (PH: © Gerald Herbert/AP)

Según los familiares de las víctimas, las operaciones entre los escombros de hierros y hormigón avanzan demasiado lentas, informó la agencia AFP.

“Parece lento, pero estamos avanzando lo más rápido posible”, dijo Maggie Castro, miembro de la Unidad de Búsqueda y Rescate Nº 1 del Departamento de Bomberos de Miami-Dade, quien de todos modos comprende la ira y la frustración.

Añadió que “es una operación difícil” que está siendo interrumpida por tormentas eléctricas regulares y un incendio que llevó mucho tiempo controlar.

Vista del edificio colapsado (PH: Miami Herald)

“Tenemos que buscar entre una enorme pila de escombros de manera metódica y estratégica”, dijo Castro, de 52 años y 17 como integrante del Departamento de Bomberos de Miami, y agregó que “hay áreas con posibles bolsas de aire donde puede haber sobrevivientes. Si nos precipitamos hacia los escombros de forma agresiva, destruimos esos espacios”.

A pocas cuadras del Champlain Towers, el edificio que se desplomó en las horas de la mañana del jueves 24 de junio, varios de los familiares, conocidos y amigos de los desaparecidos se congregan para homenajearlos. Muchos de ellos son latinos que aún no saben el paradero de sus allegados.

En unas rejas negras que descansan en la cuadra, cuelgan fotos, juguetes, pertenencias y otros tipos de objetos de las víctimas.

Los familiares esperan más información. Los rescatistas siguen en una batalla contra el tiempo en el quinto día de búsqueda dentro de los escombros. Las autoridades hacen un llamado a la paciencia y a la esperanza. Aunque cada vez es más difícil, pues las cifras de muertos siguen en aumento.

Por ahora son 11 los fallecidos confirmados, de los cuales al menos seis son hispanos que residían o estaban de paso en la edificación. Además, hay cerca de 150 desaparecidos. 

 

 

Lo que se sabe de las víctimas fatales:

Ana Ortiz y Luis Bermúdez eran puertorriqueños. Ana, era la madre de Luis que, según dio a conocer AP,  tenía una distrofia muscular hace años y usaba una silla de ruedas. Vivían en el séptimo piso.

Mediante un ‘post’ de Facebook el padre de Luis escribió: “Ahora descansa en paz y sin obstáculos en el cielo… Te veré pronto mi Luiyo”.

Igualmente, AP dio a conocer los datos de los otros fallecidos. Entre ellos está la empresaria Stacie Dawn Fang, la primera víctima identificada de 54 años, Antonio y Gladys Lozano una pareja cubana de 83 y 79 años respectivamente, y el texano Manuel LaFont, de 54 años.

En la jornada de identificación del domingo 27 de junio se esclareció la identidad de Leon Oliwkowicz, de 80 años y Christina Beatriz Elvira, de 74.

 

 

Las labores de búsqueda de los desaparecidos se hacen mediante turnos de un centenar de socorristas que trabajan con técnicas como el monitoreo de movimiento y la escucha de posibles voces o golpeos de escombros.

De igual manera, se apoyan con perros de rescate del Departamento de Bomberos de Miami-Dade y de la Fuerza de Tareas Uno de Florida.

El pasado domingo 27 de junio, los familiares de las víctimas visitaron el lugar donde trabajan los rescatistas, gritaron sus nombres y oraron por ellos. Ese mismo día, la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, visitó el lugar y afirmó sentirse con el corazón roto por “ver a nuestros hombres y mujeres buscar entre los escombros sin detenerse”.

 

 

Con el correr de las horas, las esperanzas de socorrer a alguien vivo se van disipando. Pero, Charles Burkett, alcalde de Surfside, dijo que todavía es posible hallar personas con vida, como se ha demostrado en terremotos y otras catástrofes similares.

Por su lado, Maggie Castro, perteneciente al Miami-Dade Fire Rescue, afirmó en una entrevista a CNN en la mañana que “todavía estamos intentando encontrar espacios vacíos”. Agregó que con el tiempo “será menos probable que encontremos sobrevivientes”.

 

Urban Search and Rescue teams stand on top of building collapse debris
(PH: Miami-Dade Fire Rescue)

 

 

(Con información de Reuters, EFE, AP, BBC, France24 y Miami Herald)

Related posts

Deja una respuesta