Mendoza: Encontraron muertos a dos hermanos albañiles que fueron a cobrar un trabajo

Los hermanos Álvarez staban desaparecidos desde hace tres semanas. Sus cuerpos fueron localizados por la Policía en un canal de desagüe de la localidad de Maipú.

 

Dos cadáveres fueron hallados en el departamento de Maipú, en la provincia de Mendoza, y los estudios de ADNI confirmaron este lunes que corresponden a los cuerpos de los hermanos Franco y Kevin Álvarez, de 18 y 28 años, respectivamente, desaparecidos desde el 7 de junio pasado.

Si bien se aguarda el resultado de las autopsias, los investigadores creen que las víctimas fueron asesinadas tras ir a cobrar un trabajo de albañilería.

Fuentes judiciales aseguraron que la Fiscal Andrea Lazo ya recibió los resultados de los análisis comparativos que confirmaron oficialmente que los cadáveres que habían sido encontrados en avanzado estado de descomposición pertenecían a los hermanos Álvarez.

 

El lugar del hallazgo de los cuerpos

 

Ahora, la fiscal aguardaba los resultados preliminares de las autopsias, aunque una alta fuente judicial confirmó que ambos fueron asesinados.

Si bien aún se mantiene un fuerte hermetismo alrededor de la investigación del caso, una hipótesis apunta a un doble crimen vinculado a un posible ajuste de cuentas.

Los dos cadáveres fueron hallados en domingo en inmediaciones de calle Los Pinos, en Rodeo del Medio, en el departamento de Maipú. La zona es conocida por ser un sector de montes y fincas. Además es común que allí se practique motocross.

 

 

Una mujer notó la presencia de un cuerpo sumergido en un desagüe, observando un brazo y un pantalón color azul en medio de ramas, y avisó al teléfono de emergencias policiales 911, por lo que cuando la policía arribó al lugar advirtieron de que se trataba de dos cuerpos, ambos de sexo masculino, de contextura delgada y en evidente estado de descomposición.

Personal de la Policía Científica trabajó en el lugar para la recuperación de los cadáveres, bajo la supervisión de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, quien se encontraba de turno este domingo.

 

 

La última vez que su madre, Lidia Freites, supo de los jóvenes Álvarez fue el 7 de junio cuando uno de sus hijos le avisó, a través de un mensaje de Whatsapp, que esperaban cobrar un trabajo que habían hecho en Los Corralitos, Guaymallén.

Según el diario Los Andes, ambos tendrían golpes en sus rostros pero aún no se determinó si fueron las causales de ambas muertes.

Related posts

Deja una respuesta