CABA: El Gobierno porteño suspendió las clases la próxima semana y acompañas las medidas anunciadas por Nación

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, ofreció una conferencia de prensa en la que confirmó la suspensión de las clases al semana próxima que tiene feriados el lunes y el martes.

 

El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que su administración “va a acompañar” las nuevas medias de restricción anunciadas por el Presidente Alberto Fernández y confirmó la suspensión de las clases presenciales y virtuales durante los tres días hábiles de la semana próxima.

Las medidas comenzarán a regir el sábado a la hora 0 y contemplan una limitación a la actividad comercial no esencial y a los locales de gastronomía, al tiempo que se cerrarán 71 accesos y egresos a la Ciudad, sobre un total de los 127 que la conectan con municipios bonaerenses, los que estarán controlados por fuerzas de seguridad.

“Estamos convencidos que en este momento de tanta angustia es importante llevar tranquilidad trabajando de manera coordinada con el Gobierno Nacional y las provincias”, dijo Rodríguez Larreta durante una conferencia de prensa en la sede del Ejecutivo en Parque Patricios, acompañado por parte de su gabinete.

En ese marco, informó que luego de los feriados del 24 y 25 de mayo, “los días miércoles, jueves y viernes de la semana que viene los chicos no van a tener clases” presenciales ni virtuales y precisó que “a partir del lunes 31 de mayo se volverá a la situación actual”, con lo cual adelantó que “la Ciudad lo primero que va a abrir son las escuelas”.

“La situación sanitaria es muy preocupante y se ha visto en los últimos días que aumentaron los casos de coronavirus en la Ciudad. Eso demanda un enorme compromiso y responsabilidad, y poner el esfuerzo en seguir cuidándonos”, dijo el Jefe de gobierno durante su mensaje, el cual comenzó con un repaso de los datos epidemiológicos de la Capital Federal.

Según precisó, los casos estaban en 2.100 reportes diarios, mientras que “hace una semana volvieron a subir con un promedio de 2.500, con días por arriba de los 3,000, lo que implica un R, una tasa de contagiosidad, mayor a 1, exactamente a 1,07”.

“Esto nos preocupa mucho, porque además se suma al aumento en la ocupación de camas de terapia intensiva del 83% en el sector público”, precisó.

Por ello, Rodríguez Larreta anunció que su administración “va a acompañar” las medidas dispuestas por el Gobierno nacional hasta el domingo 30 de mayo, entre las cuales está la prohibición de los encuentros sociales, tanto en espacios abiertos como en los cerrados.

Los comercios esenciales podrán seguir abiertos con los protocolos vigentes, mientras que los locales considerados no esenciales estarán autorizados a funcionar, pero con la atención desde la puerta; en tanto que la actividad del sector gastronómico será bajo la modalidad de delivery o retiro en el local, indicó.

Los clubes no podrán abrir sus puertas y quedan prohibidas las ceremonias religiosas; en tanto que en las plazas y parques, los patios de juegos van a permanecer cerrados y sólo van a poder practicarse deportes individuales, explicó el mandatario porteño.

Otro de los focos de atención está puesto en las reuniones sociales en espacios cerrados, donde, según dijo Rodríguez Larreta, “los estudios epidemiológicos muestran que 7 de cada 10 contagios de los que se conoce la causa, se dan por encuentros” en ese tipo de lugares.

Para ello, las autoridades porteñas establecieron contacto con 40.000 consorcios de edificios de la Ciudad para “reforzar las medidas de cuidado en edificios”.

Por último, indicó que se van a reforzar los controles en los centros de trasbordo y en los accesos del subte, mientras que en los accesos y egresos de la Ciudad habrá controles de los permisos.

Las medidas que regirán en la Ciudad, una por una

● Estarán prohibidos los encuentros sociales, tanto en espacios abiertos como en espacios cerrados y en todos los ámbitos.

● El transporte público sigue siendo exclusivo para los trabajadores de tareas esenciales y solo se permite la circulación para actividades de cercanía como ir a la farmacia, a comprar algo a un comercio o a la plaza del barrio a caminar, sin permanencia.

● Se cerrarán con un vallado 71 accesos y egresos a la Ciudad, sobre un total de 127. Los habilitados quedan para quienes tengan permisos que serán requeridos por la Policía de la Ciudad y las Fuerzas Federales.

● Los comercios esenciales van a seguir abiertos con los protocolos vigentes.

● Los comercios no esenciales pueden trabajar, pero de la puerta hacia afuera.

● Y los locales gastronómicos podrán trabajar en la modalidad de delivery o retiro en el local, y de la puerta para afuera.

● En el caso de la construcción y la industria, van a estar limitadas de acuerdo a lo establecido por el DNU del Gobierno nacional.

● Van a cerrar los clubes y no estarán habilitadas las ceremonias religiosas.

● En las plazas y parques, los patios de juegos van a permanecer cerrados y sólo van a poder practicarse deportes individuales. Allí tampoco están permitidos los encuentros sociales.

● Tal como será publicado en el DNU del Gobierno nacional estas medidas estarán vigentes hasta el 30 de mayo, lo cual supone 3 días hábiles, y a partir del 31 de mayo el DNU plantea la vuelta a la situación actual. ConsorciosDeberán quedar cerrados los espacios comunes para evitar las reuniones sociales, que no están permitidas en el ámbito privado.

 

Control y concientización

Todo el equipo de la Ciudad va a estar trabajando para garantizar que se respeten cada una de estas medidas.

Se van a reforzar los controles en los centros de trasbordo y en los accesos del subte. En los accesos y egresos de la Ciudad habrá controles de los permisos. Como se dijo, quedarán cerrados 71 de los 127 que hay en la Capital Federal. En las calles, plazas y parques se va a controlar el cumplimiento con 3.000 concientizadores del equipo de la Ciudad. Y se van a intensificar los controles para evitar las reuniones sociales en espacios cerrados.

Además, el Jefe de Gobierno informó que más de 5.000 personas del equipo de la Ciudad van a estar recorriendo cada edificio para dejar folletería informativa donde va a decir claramente que no se pueden usar los espacios comunes, como parrillas o gimnasios, que están restringidas todas las reuniones sociales en los departamentos.

La línea 911 está abierta para que se pueda denunciar cualquier irregularidad.

Related posts

Deja una respuesta