EEUU: Protestas por la muerte de un menor hispano a manos de la policía

La muerte de un latino de 13 años por los disparos de un policía en Chicago a finales de marzo provocó nuevas protestas contra la brutalidad y el racismo de las fuerzas de seguridad en Estados Unidos. Este nuevo caso se suma a las marchas por la muerte contra Daunte Wright, un afroamericano de 20 años que también falleció por un tiro de una agente en un suburbio de Minneapolis.

 

Un nuevo escándalo por un presunto abuso policial con tintes raciales sacude a Estados Unidos. Esta vez, los hechos se presentaron contra un menor de origen hispano, de 13 años de edad, identificado como Adam Toledo.

Un video de nueve minutos, grabado por la cámara corporal de Eric Stillman, el oficial involucrado, muestra al policía de 34 años persiguiendo y disparando contra Toledo en Little Village, un vecindario de clase trabajadora en el occidente de Chicago, con una gran población de mexicoamericanos.

Los hechos se registraron el pasado 29 de marzo a las 2:30 am. De acuerdo con las imágenes, Toledo parecía estar sosteniendo una pistola que dejó caer a petición del uniformado y se detuvo en un callejón con las manos en alto.

Inmediatamente después Stillman le disparó, ocasionándole la muerte. Luego, se ve al oficial tratando de revivir al adolescente.

 

Adam Toledo, de 13 años, levanta las manos una fracción de segundo antes de que un policía le disparara en La Villita, un vecindario en el lado oeste de Chicago, Illinois, Estados Unidos, el 29 de marzo de 2021, en una imagen fija del video de la cámara del cuerpo del oficial involucrado.
Adam Toledo, de 13 años, levanta las manos una fracción de segundo antes de que un policía le disparara en La Villita, un vecindario en el lado oeste de Chicago, Illinois, Estados Unidos, el 29 de marzo de 2021, en una imagen fija del video de la cámara del cuerpo del oficial involucrado.(PH: © Oficina Civil de Responsabilidad Policial/Vía Reuters)

 

El policía implicado se encuentra en servicio administrativo a la espera de una investigación sobre el incidente. Sin embargo, hay quienes defienden sus acciones.

John Catanzara, presidente del sindicato de la Orden Fraternal de la Policía de Chicago, aseguró que Stillman tenía solo ocho décimas de segundo para tomar la decisión de disparar y que su maniobra está justificada. “Las acciones de ese oficial fueron realmente heroicas”, dijo.

La divulgación del video se produjo en momentos en que las tensiones aumentan en todo el país por lo que es considerado como violencia por racismo.

 

Las imágenes muestran cómo un policía de Chicago mató a un niño de 13 años

 

 

El caso de Toledo desata nuevas protestas

Contrario a los defensores de Stillman, muchos recriminan los disparos contra el menor de 13 años. Cientos de personas marcharon por las calles de Chicago el viernes para protestar contra el policía que disparó a Adam Toledo, un día después de que se conociera el video de los hechos.

Con gritos como “¡Manos arriba, no disparen!” y “¡Sin justicia no hay paz!”, los manifestantes pidieron justicia para Toledo y exigieron detener lo que llamaron “terror policial racista” durante una marcha pacífica.

 

Decenas de manifestantes se arrodillan mientras levantan la mano durante una protesta pacífica un día después de que las autoridades publicaran un video tomado de una cámara corporal que muestra a un oficial de policía disparando y matando a Adam Toledo, de 13 años, el pasado 29 de marzo. En Chicago. Illinois, EE. UU., el 16 de abril de 2021.

 

Los ciudadanos guardaron un minuto de silencio y expresaron su solidaridad con los familiares del adolescente, quienes habían implorado a los manifestantes que se expresaran en paz. La movilización comenzó en Logan Square Park, a unos 8 kilómetros al norte de donde murió el menor.

El racismo y la brutalidad policial, de nuevo en el punto de mira

Hace pocos días, una oficial blanca de un suburbio de Minneapolis también disparó fatídicamente contra un joven afroamericno, Daunte Wright, durante una inspección de tráfico. Ahora enfrenta cargos por homicidio en segundo grado.

Los hechos ocurrieron en la misma ciudad donde se desarrolla el juicio contra el policía Derek Chauvin, acusado de matar a George Floyd en 2020. Las imágenes de esa muerte dieron la vuelta al mundo y causaron una ola de protestas dentro y fuera de Estados Unidos.

Con la muerte de Daunte Wright y Adam Toledo, los estadounidenses han vuelto a las calles a protestar contra el racismo y la brutalidad policial. Sin embargo, a pesar de los llamados a reebaluar las tácticas de las fuerzas de seguridad, la historia se repite.

 

 

(Fuente: Reuters, France24 y AP)

Related posts

Deja una respuesta