Rojas: La Justicia ya logró abrir el celular de Úrsula Bahillo y el de Matías Martínez

La Fiscalía espera el análisis del teléfono de Matías Ezequiel Martínez, el policía detenido por el femicidio de Úrsula y el de la víctima para avanzar en la pesquisa. El acusado se había negado a proporcionar la clave de bloqueo de su celular.

 

Los Peritos informáticos que forman parte de la investigación del femicidio de Úrsula Bahillo, lograron desbloquear el celular de Matías Ezequiel Martínez, el policía detenido por la muerte de la joven, pese a que se había negado a entregar su clave.

Ahora, el Fiscal a cargo de la causa espera el análisis de ese teléfono y el de la víctima para avanzar en la pesquisa, según informaron fuentes judiciales.

Se trata de dos smartphones que fueron hallados en la escena del crimen y cuyo contenido de mensajería y análisis de llamadas quiere analizar el Fiscal que instruye la causa, Sergio Terrón, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial de Junín.

El teléfono de Martínez (25) tenía una clave de bloqueo que el imputado se negó a entregar, por lo que su apertura demoró un tiempo más.

 

Martínez se había negado a proporcionar la clave de bloqueo de su teléfono celular

 

 

La apertura de los teléfonos celulares logró el jueves y el análisis de la información está a cargo de la Oficina de Tecnología y Gestión para la Investigación (TGI), dependiente de la Fiscalía General Departamental.

Este peritaje cobra especial relevancia para conocer el recorrido tanto de la víctima como del acusado hacia la escena del crimen, ya que las cámaras de seguridad relevadas en la zona solo captaron el momento en que Úrsula (18) dejó su moto en la puerta de un quiosco al que ingresó y que al salir lo hizo a pie.

Por otra parte, el acusado continuaba detenido en la Alcaidía Penitenciaria de Junín, donde tiene que pasar 14 días aislado por protocolo de Covid-19, y sigue sin prestar declaración ante el fiscal Terrón, luego de que el viernes se negara a hablar en su indagatoria, señalaron las fuentes.

Martínez está imputado por el delito de “femicidio agravado por premeditación y alevosía”, que tiene como única pena la prisión o reclusión perpetua.

 

Úrsula había denunciado 18 veces a Martínez por violencia y acoso

 

Úrsula fue hallada el lunes 8 de febrero cerca de las 20.30 asesinada a puñaladas entre unos pastizales en un campo ubicado a la altura del paraje Guido Spano, a unos 13 kilómetros de Rojas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, y en ese mismo lugar la policía apresó a Martínez herido.

El femicidio fue descubierto tras un alerta al 911 de un tío del propio imputado, quien refirió que creía que su sobrino había matado a una joven porque éste le confesó en un llamado que “se había mandado una cagada”.

Al llegar al lugar, la policía encontró a la chica asesinada y al policía malherido, ya que después del crimen se clavó el arma homicida en el abdomen, adentro de su auto.

Martínez intentó escapar a pie por los pastizales, pero fue reducido y quedó apresado.

Úrsula había denunciado en varias oportunidades a su ex-novio por amenazas y violencia de género e incluso el policía tenía una medida de restricción perimetral que había violado dos días antes del crimen.

Related posts

Deja una respuesta