Rojas: Brutal femicidio de una adolescente apuñalada por su ex-novio policía

“Siete meses me pegó” y “me vi muerta”, algunos de los mensajes en los que Úrsula Bahillo les contaba que había sido golpeada y amenazada por su pareja fueron publicados en redes sociales por sus amigas. El cuerpo de la adolescente fue encontrado ayer en un paraje rural de Rojas. Luego del crimen, un grupo de personas se movilizó hasta la seccional de la zona, donde se produjeron incidentes.

 

Úrsula Bahillo, de 18 años fue asesinada en la localidad bonaerense de Rojas, por su ex-novio, un agente de la policía provincial, que se encontraba con licencia psiquiátrica desde septiembre de 2020 y a quien la víctima había denunciado 18 veces por violencia de género.

Tras conocerse el crimen, amigos y familiares de la joven realizaron una protesta frente a la Comisaría y las fuerzas de seguridad reprimieron con balas de goma.

Úrsula Bahillo, hija de un comerciante local, fue encontrada la noche del lunes, luego de que el oficial Matías Ezequiel Martínez (25) -efectivo de la comisaría 2° de San Nicolás- llamó por teléfono a su tío, Antonio Luna,  para darle un mensaje: “Me mandé una cagada”. Luego de la llamada, el familiar de Martínez se dirigió junto a la Policía al lugar indicado por su sobrino, cerca de una escuela en el paraje rural Guido Spano, a pocos kilómetros de la localidad bonaerense de Rojas.

Allí encontraron a Martínez dentro de su auto, con las ropas manchadas de sangre, y a pocos metros, el cuerpo de Úrsula, quien había sido asesinada a puñaladas. Dentro del vehículo, loa Policías, también encontraron un cuchillo de grandes dimensiones cubierto de sangre.

 

Úrsula Bahillo (18)  había denunciado 18 veces por violencia de género a su asesino, Matías Ezequiel Martínez (25)

 

De acuerdo a los investigadores, apenas llegaron Luna y el personal policial al paraje rural observaron que el joven estaba dentro de un auto Peugeot 307 de color gris, algo alterado y vestido de civil. Cuando le preguntaron qué había ocurrido, Martínez señaló el lugar donde estaba su ex novia muerta. La adolescente presentaba  heridas en el cuello y en la espalda. Si bien los medios locales hablan de más de 30 puñaladas, fuentes de la investigación señalaron que el número exacto de heridas se establecerá con la autopsia.

Martínez intentó escapar a pie aunque rápidamente fue detenido por los policías. Al momento del arresto, el sospechoso estaba herido en el abdomen, por lo que suponen que trató de cortarse a sí mismo luego de cometer el asesinato. Luego fue trasladado a un hospital.

 

Capturas de pantalla del diálogo compartidas por las amigas de Úrsula luego del crimen

 

Los primeros indicios apuntan a que Martínez habría llevado a la víctima a un campo con la excusa de hablar sobre una potencial reconciliación.

De acuerdo a medios locales, el hombre la llevó en su auto desde el centro de Rojas por la Ruta Provincial 31 (que une Rojas y Salto) y se desvió en un camino rural a la altura de la Escuela Primaria 13 del paraje Guido Spano, donde finalmente la habría apuñalado.

El policía, que se desempeña en un Destacamento de San Nicolás pero tenía licencia psiquiátrica desde hace cinco meses, quedó detenido en sede policial a disposición de la justicia. La causa quedó a cargo del Fiscal Sergio Terrón, titular de la UFI 5 del Departamento Judicial de Junín, quien calificó el expediente como un femicidio.

 

Protestas en Rojas por el femicidio. Ürsula había denunciado varias veces a su agresor

 

 

La brutalidad del crimen y los antecedentes de violencia generaron una gran indignación por parte de varios vecinos de Rojas, una localidad de no más de 20 mil habitantes: amigos de la víctima y cientos de vecinos salieron a las calles para pedir justicia, lo que terminó anoche con una serie de incidentes, destrozos, balas de goma y heridos frente a la comisaría de Rojas.

 

 

Durante la protesta, una camioneta policial Toyota Hilux que estaba estacionada frente a un colegio, fue incendiada y empujada contra el edificio policial. También hubo marchas y protestas frente a los domicilios de dos Fiscales y de un Juez de Paz.

Unas nueve personas, entre ellos cuatro menores de edad, fueron demoradas por los disturbios y resistencia a la autoridad. La Policía reprimió con balas de goma a los manifestantes.

 

 

#JusticiaporUrsula

Las redes sociales también el medio para manifestar la  indignación de vecinos y familiares. Rápidamente, el hashtag #JusticiaporUrsula se convirtió en tendencia. Allí se agruparon también las denuncias contra el accionar de la fuerza durante la represión a las protestas.

 

 

 

 

Related posts

Deja una respuesta