Himalaya: Ya son 26 los muertos y 165 los desaparecidos tras colapso de glaciar

Los rescatistas en el norte de India buscaban el lunes a más de tres docenas de trabajadores que quedaron atrapados en un túnel luego de que una parte de un glaciar del Himalaya se desprendiera desbordando el río

 

Más de 2.000 miembros del Ejército, grupos paramilitares y policías participaban en las operaciones de búsqueda y rescate en el estado norteño de Uttarkhand tras el desastre del domingo, en el que murieron al menos 26 personas y 165 continúan desaparecieron. La corriente de agua arrastró viviendas, destruyó una presa y causó daños en otra.

Los trabajos se encuentran centrados en rescatar a 37 trabajadores bloqueados en un túnel en una de las plantas hidroeléctricas afectadas.

“El túnel está lleno de escombros, que han llegado del río. Estamos utilizando máquinas para despejar el camino”, dijo en declaraciones a AP, H. Gurung, oficial de la Policía de Frontera Indo-Tibetana, un cuerpo paramilitar.

 

Este lunes continuaban las tareas de búsqueda y rescate

 

Las autoridades creen que podría haber muchos más muertos y están utilizando botes para buscar cuerpos río abajo. Los agentes también recorrían las riveras a pie y utilizaban binoculares en busca de cadáveres que hubiera podido arrastrar el agua.

El desprendimiento en el glaciar Nanda Devi producido este domingo por la mañana, provocó inundaciones al desbordar el agua tras la caída del hielo. Los expertos señalaron que el desastre podría estar relacionado con el calentamiento global, y un equipo de científicos viajó al lugar este lunes para comenzar una investigación sobre las causas del desprendimiento.

El agua bajó por la ladera a gran velocidad y llegó a otros cuerpos de agua, anegando la zona, lo que obligó a evacuar aldeas emplazadas a orillas de los ríos Alaknanda y Dhauliganga.

Las aguas crecidas, de un color gris turbio, destruyeron una presa antes de seguir río abajo, dejando la zona convertida en un paisaje color ceniza.

 

La corriente de agua tras la caída del bloque de hielo, arrasó con todo a su paso

 

Una planta hidroeléctrica en el río Alaknanda quedó totalmente destruida, y otra que se estaba construyendo en el Dhauliganga sufrió daños importantes, indicó Vivek Pandey, portavoz de la policía fronteriza.

Los dos ríos, que fluyen desde las montañas del Himalaya, convergen antes de unirse al Ganges.

Los trabajadores atrapados estaban en la planta de Dhauliganga, donde otros 12 empleados pudieron ser rescatados el domingo de otro túnel.

Según publicó The Associated Press, un miembro del Gobierno dijo a  que no sabían el número total de personas que trabajaban en la obra del Dhauliganga. “El número de desaparecidos puede subir o bajar”, dijo S.A. Murugesan.

 

Hasta ahora, son 26 los muertos tras el desastre

 

El portavoz de la Policía, informó este lunes que 165 trabajadores de las dos plantas continúan desaparecidos, sin contar los atrapados en el túnel, y al menos 26 cuerpos hallados.

Los rescatados el domingo fueron trasladados a un hospital, donde se estaban recuperando.

Uno de ellos, Rakesh Bhatt, dijo en declaraciones a The Associated Press, que estaban trabajando en el túnel cuando entró el agua.

“Creímos que podría ser lluvia y que el agua retrocedería. Pero cuando vimos que entraban lodo y escombros a gran velocidad nos dimos cuenta de que había pasado algo grande”, explicó.

Uno de los trabajadores pudo contactar con las autoridades con su celular, señaló Bhatt.

“Esperamos casi seis horas, rezando a Dios y bromeando entre nosotros para mantener el ánimo. Yo fui el primero en ser rescatado y fue un gran alivio”, dijo.

En la zona del Himalaya donde se produjo el desastre del domingo hay una serie de proyectos hidroeléctricos en varios ríos y sus afluentes. Las autoridades dijeron que podrían salvar otras centrales más abajo porque se había actuado a tiempo al abrir las compuertas para liberar agua.

Las corrientes de agua también dañaron viviendas, aunque se dieron detalles sobre cuántas se habían sido afectadas ni si hubo víctimas en los poblados. Las autoridades dijeron que intentaban determinar si había desaparecidos en los pueblos ubicados a lo largo de los dos ríos.

Mientras tanto, el Gobierno envió ayuda, con aeronaves desde las que se lanzaron paquetes de comida y medicinas desde el aire en al menos dos de los poblados afectados.

Muchos habitantes de pueblos vecinos trabajan en la planta de Dhauliganga, dijo Murugesan, pero al ser domingo había menos gente trabajando que entre semana.

“El único consuelo para nosotros es que las bajas de los pueblos cercanos son mucho menores”, dijo.

Algunos señalaron al cambio climático como un factor en el desastre, dado su papel conocido en el deshielo y colapso de los glaciares del mundo, aunque también otros factores pueden provocar desprendimientos en glaciares, como la erosión, los sismos, la presión por agua acumulada y las erupciones volcánicas.

Si bien por el momento se desconoce la causa exacta del siniestro, “esto se ve mucho como un suceso de cambio climático, ya que los glaciares se están derritiendo por el calentamiento global”, dijo Anjal Prakash, Director de investigación y profesor adjunto en la Escuela India de Negocios, y que ha contribuido a investigaciones auspiciadas por Naciones Unidas sobre el calentamiento global.

Related posts

Deja una respuesta