España: Madrid suspendió por 2 semanas la aplicación de la 1° dosis debido a la falta de vacunas.

Al igual que sucede con otros países de la Unión Europea, España no está recibiendo las cantidades de vacunas acordadas con los laboratorios por lo que debió suspender la aplicación de las primeras dosis al menos por dos semanas.

 

Madrid debió detener la aplicación de las primeras dosis de vacunas del coronavirus “al menos esta semana y la siguiente” debido a “los recortes” a la hora de recibir los fármacos en las últimas semanas, informó este miércoles el Vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado.

Aguado explicó que hasta el momento contaron con 180.000 vacunas en la región, pero “lamentablemente” se interrumpió el suministro de nuevas dosis.

El funcionario manifestó que gracias a una decisión de reservar un porcentaje de dosis para la segunda inyección, sí se podrá completar la inmunización de quienes ya recibieron la primera vacuna, pero se suspende el suministro a quienes todavía no se les administró.

“Ya llevamos semanas con menos vacunas y menos dosis que las prometidas por el Gobierno de España así que creo que es de justicia reconocer que la Consejería de Sanidad, que adoptó a finales de diciembre y principios de enero, acertó a la hora de reservar un porcentaje de dosis para la segunda”, apuntó, desde la Real Casa de Correos. “Tenemos que centrarnos en las dosis existentes”, indicó en declaraciones a la agencia de noticias Europa Press.

El Vicepresidente de la Comunidad de Madrid, remarcó que con el ritmo actual es “imposible” que se llegue a vacunar al 70% de la población a finales de junio, ya que para alcanzar esta cifra, la Comunidad tendría que recibir nueve millones de vacunas en esa fecha.

Ante esta situación, Aguado le solicitó a la nueva Ministra de Sanidad, Carolina Darias, a que remueva “cielo, tierra y aire” para conseguir más vacunas porque lo que está en juego son “vidas”.

 

Madrid suspende el plan de vacunación a los sanitarios por falta de dosis

 

España atraviesa uno de los peores momentos de la tercera ola de la pandemia de coronavirus, con cifras de que no se alcanzaban desde la primera ola.

Con una incidencia acumulada de 893,91 casos por cada 100.000 habitantes, el Ministerio de Sanidad confirmó ayer 36.435 nuevos casos positivos y 591 muertes más, con un alza pronunciada en el uso del sistema de salud, sobre todo en las unidades de cuidados intensivos,  que tienen el 41,2 % de sus camas ocupadas por pacientes con COVID-19.

Related posts

Deja una respuesta