Coronavirus: La OMS advirtió de un “catastrófico fracaso moral” por la falta de acceso a vacunas en países pobres

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, criticó la actitud “egoísta” de los países más ricos y la avaricia de las farmacéuticas frente a las vacunas contra la COVID-19.

 

El Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió este lunes que el mundo se enfrentaría a un “catastrófico fracaso moral” si los países ricos aceptaran las vacunas contra el coronavirus en detrimento de las naciones más pobres, mientras la pandemia superaba hoy la barrera de los 95 millones de contagios.

Durante un discurso ante el Comité Ejecutivo de la OMS -que se reúne de forma virtual por la pandemia- Ghebreyesus criticó la actitud “egoísta” de los países más ricos frente a las vacunas contra el coronavirus y la avaricia de las farmacéuticas que prefieren obtener licencias en países ricos, donde obtienen más beneficios, antes de enviar los dossieres para una aprobación mundial en el seno de la Organización Mundial de la Salud.

“Tengo que ser franco. El mundo está al borde de un catastrófico fracaso moral, y el precio de ese fracaso se pagará en vidas y medios de subsistencia en los países más pobres del mundo”, dijo el Director General de la OMS.

 

“El mundo está al borde de un catastrófico fracaso moral”, asegura Tedros Adhanom Ghebreyesus

 

Ghebreyesus considera que el acceso mundial equitativo a las vacunas contra el coronavirus está en peligro y al respecto señaló que ya se administraron 39 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus en al menos 49 países ricos, mientras que “sólo se han administrado 25 dosis en uno de los países de más bajos ingresos. No 25 millones, no 25.000, sólo 25″, se lamentó.

“Las vacunas son la inyección en el brazo que todos necesitamos, literal y figuradamente”, afirmó. “Pero ahora nos enfrentamos al peligro real de que incluso cuando las vacunas traen esperanza a algunos, se convierten en otro ladrillo en el muro de la desigualdad entre los mundos de los que tienen y los que no tienen”.

Al mismo tiempo, el Director General de la OMS,  comentó que aunque algunos países siguen con discursos favorables a un acceso equitativo a las vacunas, dando en realidad prioridad a sus propios acuerdos con los fabricantes, aumentando los precios y buscando atajos para saltarse las listas de espera de suministros.

En este sentido, observó que en todo 2020 se han alcanzado 44 acuerdos entre estos países y los fabricantes, mientras que en lo que va del año 2021 ya se han firmado 12 nuevos acuerdos.

“La situación se ve agravada por el hecho de que la mayoría de los fabricantes han dado prioridad a la aprobación normativa en los países ricos, donde los beneficios son mayores, en lugar de presentar expedientes completos a la OMS”, subrayó.

“Este enfoque egoísta no sólo pone en peligro a los más pobres y vulnerables del mundo, sino que también está condenado al fracaso”, enfatizó Tedros y agregó que “Estas acciones sólo prolongarán la pandemia y nuestro sufrimiento, así como las restricciones necesarias para contenerla”.

La OMS y la Alianza para la Vacunación (GAVI) implementaron el mecanismo Covax, para distribuir vacunas contra el coronavirus a los países más pobres, pero el sistema está amenazado por  el egoísmo de los países más ricos y por la falta de financiación: en diciembre el Programa había obtenido 2.400 millones de dólares gracias a donaciones, pero necesita 4.600 millones de dólares más en 2021.

Por el momento sólo se han comprometido los fabricantes de las vacunas de AstraZeneca/ Oxford, de Johnson & Johnson, con el Serum Institute de la India y con Sanofi. También se firmaron acuerdos de tanteo con otras “vacunas prometedoras”. En total se han asegurado 2.000 millones de dosis según la comunicación del programa.

La agencia de la ONU espera vacunar al 20% de la población de los países que integran Covax y piensa enviar las primeras vacunas a fines de enero o en febrero.

 

nstantánea de la campaña de vacunación alemana – Derechos de autor Federico Gambarini/(c) Copyright 2021, dpa (www.dpa.de).

El ranking de los países más afectados por la pandemia a nivel mundial continúa encabezado por Estados Unidos, que se mueve en máximos históricos nacionales de casos y fallecidos, y roza los 24 millones y 397.600, respectivamente.

Lo escoltan India en cantidad de casos, que supera los 10,5 millones, y 152.419 fallecidos, aunque lidera la cifra de recuperados con 10.211.342, y Brasil en cantidad de decesos, con 209.847, y con 8.488.099 infectados.

En el cuarto lugar del ranking de los países más afectados por la pandemia se encuentra Rusia, con un poco más 3,5 millones de casos y 64.601 muertos.

Reino Unido, por su parte, fue el último país en superar la marca de los 3 millones de contagios, con 3,4 millones, y 89.429 fallecidos.

Por debajo del Reino Unido, entre los 2 y 3 millones de infectados totales desde la aparición del primer caso de la Covid-19 a mediados de diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan, están Francia (2,97), Turquía (2,4), Italia (2,4) España (2,3), y ahora también Alemania (2,05).

El Instituto Robert Koch (RKI), ente alemán encargado del control de enfermedades infecciosas, reportó hoy la cifra diaria más baja de casos de coronavirus en tres meses, con 7.141, mientras que los decesos sumaron 214, números que para el ministro de Salud, Jens Spahn, indican el comienzo de una fase de mejora en la lucha contra la pandemia, aunque considera que se debe plantear la necesidad de reforzar o acordar nuevas medidas, informó la agencia Europa Press.

En el rango entre el millón y los 2 millones figuran Colombia, Argentina, México, Polonia, Sudáfrica, Irán, Ucrania y Perú, mientras que Países Bajos, Indonesia, República Checa, Canadá, Rumanía, Bélgica, Chile, Irak, Portugal, Israel, Bangladesh, Suecia, Pakistán y Filipinas están entre el medio millón y el millón de casos.

Entre los 500.000 y los 400.000 contagios está Suiza y Marruecos, y entre los 400.000 y 300.000 se suman Austria, Serbia, Arabia Saudí, Hungría, Japón, y Jordania, mientras que el resto de los países se encuentra por debajo de esta marca, como el caso de China, con casi 98.000 casos y 4.797 muertes.

Related posts

Deja una respuesta