Guatemala: La Policía reprime violentamente y hace retroceder a miles de migrantes hondureños

La caravana de al menos 9.000 migrantes hondureños, dividida en tres grupos, salió de San Pedro Sula, Ciudad del norte de Honduras, y pasó ilegalmente entre la noche del viernes y el sábado por el puesto fronterizo El Florido, en Chiquimula.

 

La Policía de Guatemala reprimió este domingo con gas lacrimógeno y logró frenar a una caravana de miles de migrantes hondureños que intenta llegar a Estados Unidos, potencia con el que el país, al igual que sus vecinos, firmó un acuerdo para detener el flujo constante de migrantes y refugiados.

Policías y militares cercaron a los migrantes en una ruta del poblado de Vado Hondo, en el Departamento de Chiquimula, en la frontera con Honduras, según informó la agencia de noticias AFP.

 

(PH: EFE/Esteban Biba)

 

De acuerdo al Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), el cerco tenía como objetivo solicitar la documentación para ingresar a Guatemala, pero un grupo de personas de la caravana los enfrentó tratando de evadir los controles e intentó continuar.

Para detener el avance, los agentes los reprimieron la caravana con gas lacrimógeno y lograron hacerla retroceder unos 200 metros.

 

(PH: ESTEBAN BIBA / EFE)

Un video compartido por el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) a medios de comunicación, mostró a un gran número de personas empujando a militares que intentaban detener su marcha, mientras otros gritaban y corrían superando el cerco de autoridades, informó el portal online La Hora.

El director de Migración, Guillermo Díaz, afirmó que es imposible que los migrantes puedan continuar con su ruta.

“Las personas que se fueron y lograron pasar ya fueron detenidas allá adelante, los invitamos a que regresen por favor. Allá tenemos camiones, allá tenemos buses, para que regresen a su lugar de origen. No pueden pasar, no van a pasar”, afirmó. Mientras Díaz ofrecía estas declaraciones, varias personas gritaban a las autoridades.

El Gobierno guatemalteco implementó un Estado de Prevención en siete Departamentos por el paso de esta caravana, el cual le permite reprimir para dispersar grupos de personas, entre otras actividades.

 

(PH: JOHAN ORDONEZ / AFP)

Las autoridades migratorias de Guatemala informaron ayer que unos mil hondureños habían sido devueltos a su país en los últimos tres días tras ingresar ilegalmente a su territorio con la intención de llegar hasta Estados Unidos.

La caravana de al menos 9.000 hondureños, dividida en tres grupos de aproximadamente tres mil personas cada uno, salió de San Pedro Sula, Ciudad del norte de Honduras, y pasó ilegalmente entre la noche del viernes y el sábado por el puesto fronterizo El Florido, Chiquimula, sin cumplir con los protocolos migratorios y de sanidad.

Tras sobrepasar la frontera, la caravana buscaba avanzar sobre Chiquimula en ruta hacia México con el fin de llegar a Estados Unidos, informó el diario guatemalteco Prensa Libre.

 

Inmigrantes hondureños en su intento de abandonar el país. (PH: LUIS ECHEVERRIA /REUTERS)

Los hondureños buscan llegar a Estados Unidos para tener mejores condiciones de vida, alejados de la pobreza y la violencia que azotan el país centroamericano, especialmente después de la pandemia y los huracanes Eta y Iota, que tocaron tierra en noviembre pasado.

De acuerdo al director del IGM, se colocaron más de 20 puestos de control policiales en las rutas que conduce desde el oeste de Guatemala hasta la frontera con México.

Ante tal situación en la que miles de personas migrantes han conseguido sortear los controles policiales y militares, el Gobierno de Guatemala ha emitido un comunicado en el que ha hecho un llamado a las autoridades hondureñas para “contener la salida masiva de sus habitantes”. Asimismo, el Ejecutivo de Alejandro Giammattei ha lamentado la “transgresión a la soberanía nacional” de la Caravana en la que “algunos grupos han violentado la normativa vigente y lograron pasar a nuestro territorio, violando las disposiciones legales” en plena pandemia del Coronavirus, que ha provocado en el país la muerte de más de 5.000 personas desde marzo del pasado año.

Related posts

Deja una respuesta