Marcos Paz: el hijo de un violador serial, acusado de seguir los pasos de su padre

Franco Brauton, de 27 años, fue acusado de abuso sexual por distintas jóvenes . Es hijo de un contador que fue condenado a 40 años de cárcel por nueve violaciones cometidas durante el año 2005.

 

Franco Brauton es hijo de un violador serial condenado a 40 años de prisión por nueve casos que cometió en 2005, y fue denunciado por varias jóvenes abusadas sexualmente bajo la misma modalidad en la localidad bonaerense de Marcos Paz, según informaron fuentes judiciales.

En las últimas horas, el Juzgado de Garantías 1 de Mercedes le denegó la eximición de prisión al sospechoso, aunque continuará en libertad porque todavía no fue imputado formalmente por la Fiscalía que tiene a cargo la investigación.

La abogada de las víctimas, Valeria Carreras, relató en distintos medios que el último caso ocurrió el 25 de diciembre último, cuando el sospechoso interceptó a una joven que volvía a su casa en horas de la madrugada de Navidad y la subió a su auto, la encerró, la obligó a que le practicara sexo oral mientras manejaba y la violó en un descampado.

Según relató la letrada, “Ella estaba cerca de su casa cuando él acercó su auto y le dijo que había un hombre que la seguía. Efectivamente vio a un chico a unos 30 o 40 metros que también estaba caminando. Ella se asustó y subió”

 

Enseguida el chico que venía caminando aclaró que no la seguía, pero la joven ya estaba atrapada dentro del vehículo: “Cerró la puerta con las trabas electrónicas, le pidió que lo agregara a Instagram y fue allí que ella reconoció el apellido de otros escraches que ya habían circulado en Marcos Paz por las redes sociales. Supo que estaba en peligro“, detalló la abogada.

 

Franco Brauton es sospechoso de seguir los pasos de su padre. (PH: Facebook)

Luego del ataque, la víctima trató de hacer la denuncia pero “Cuando se acercó a la comisaría le dijeron que faltaban elementos para poder hacer la denuncia. Y ella sola, con un amigo, encontró el recorrido que habían realizado a través de su celular, llegó al descampado donde la atacó y les señaló dónde hallar el preservativo, como evidencia”, detalló la abogada. y señaló que en el resto de las causas, también fue gracias a las víctimas que se pudieron recolectar pruebas, fotografías de las lesiones y evidencia para que las investigaciones avancen, a pesar de los años.

Para Carreras, existen pruebas suficientes para pedir la imputación formal del sospechoso por “abuso sexual con acceso carnal”, y destacó que se cuenta con una muestra genética de un preservativo hallado en el lugar del hecho y el el seguimiento de las cámaras de seguridad municipales y privadas, además de otras denuncias previas contra el mismo Franco Brauton.

La primera denuncia de violación, entre las registradas hasta el momento, fue realizada en 2018 por una adolescente de 17 años, pero la causa jamás avanzó.

En 2019 otra mujer de 21 años volvió a denunciar al joven Brauton, pero en esa investigación tampoco recolectaron pruebas. Ni siquiera le solicitaron una extracción de sangre para hacer pericias genéticas. Su víctima guardó cuidadosamente las evidencias esperando que la llamaran a declarar. Brauton la amenazó e intentó presionarla para que no avanzara, pero la mujer sólo consiguió una restricción de acercamiento que tenía vigencia hasta julio de 2020.

Según la abogada de las víctimas, hay una tercera denuncia en la Justicia de Menores que todavía no fue incorporada al expediente.

“Desde la primera denuncia hubo otros hechos que -quizás- podrían haberse evitado. Tenemos contabilizadas cuatro denuncias formales, otras dos próximas a efectivizarse y 13 testimonios de chicas que sufrieron distintos acosos pero que aún no se atreven a denunciar”, explicó Carreras.

 

La abogada Carreras junto a las víctimas

 

La ex novia de Brauton también hizo varias denuncias, donde lo acusó por maltratos y violencia. Pese a ello, las autoridades tampoco intervinieron, ni siquiera teniendo en cuenta que el sospechoso trabajaba como profesor de música en instituciones de Marcos Paz, por lo que tiene estrecha relación con menores de edad,

El domingo 27 de diciembre, también por la mañana, Brauton habría salido a buscar nuevas víctimas. Según la acusación, intentó hacer lo mismo con otras dos jóvenes que detectaron la maniobra y lograron zafar.

Por su parte, los investigadores señalaron que entre las diligencias realizadas se tomaron una serie de testimonios y se enviaron a analizar muestras de sangre.

“Con el último hecho las otras víctimas se animaron y comenzaron a colaborar con la investigación y en estos últimos días se hicieron un montón de medidas, muchas testimoniales y toma de muestras para hacer cotejo de ADN”, precisó una fuente vinculada con la investigación.

Dado que el expediente aún continúa en el Juzgado de Garantías, la UFI 2 aguardaba que regresara para analizar las medidas que fueron producidas en los últimos 15 días para tomar una decisión sobre si adopta algún temperamento para con el sospechoso.

“No está imputado porque no se pidió ninguna medida coercitiva, no quiere decir que no pueda llegar a estarlo, tenemos que analizar todas las pruebas y así poder tomar una decisión”, aseguró la fuente y agregó: “Hay muchos de los testimonios que se fueron colectando ahora que marcan otros nuevos hechos”.

Franco Brauton es hijo de Walter Alberto Brauton Steimbach, un contador de 49 años que fue condenado en 2009 a 40 años de cárcel por nueve violaciones cometidas durante 2005 en la zona oeste del conurbano, con víctimas que tenían entre 17 y 23 años.

Walter Brauton había sido sido beneficiado con salidas transitorias y el 17 de agosto de 2013 escapó tras visitar a su madre, luego de aprovechar un descuido de los penitenciarios que lo trasladaron, hasta que finalmente fue recapturado en Bolivia a fines de 2018.

 

 

Walter Alberto Brauton Steimbach, fue recapturado en Bolivia luego de estar prófugo durante 5 años

Related posts

Deja una respuesta