La Boca: El transbordador Nicolás Avellaneda, camino a ser Patrimonio de la Humanidad

El coloso de acero de 53 metros de altura es el único de América y uno de los ocho que quedan en el mundo. Inaugurado en 1914 -cuando todavía no había comenzado la Primera Guerra Mundial-, estuvo a punto de ser desguazado en los años noventa. Hace un año volvió a funcionar uniendo ambas orillas del Riachuelo.

 

El transbordador Nicolás Avellaneda es el símbolo de la llegada de la revolución industrial en el país, y por eso está ubicado entre ambas márgenes del Riachuelo, donde prosperaron las fábricas y los depósitos que permitían trasladar los productos argentinos a todo el mundo.

 

El inicio de la construcción fue 1908 

Es un un coloso de metal con torres de 53 metros de altura, que recorre una barquilla para transportar gente desde el continente a la isla Maciel Estaba parado desde 1960 y volvió a la actividad en el 2019, en medio de una campaña para que la UNESCO lo declare patrimonio de la Humanidad.

 

El transbordador N. Avellaneda es el único de América y uno de los 8 que existen en el mundo

 

El proyecto adquirió nuevos bríos en los primeros días de enero, cuando quedó conformada la Asociación Mundial de Transbordadores que reúne a los puentes de este tipo que aún sobreviven en el mundo: que son apenas ocho, aunque los ingleses están aún en vías de sumarse. “La idea es tener personería jurídica para realizar una presentación conjunta. Ya trabajamos en eso con España. Alemania y Francia y el Reino Unido que todavía no integra la entidad pero está interesado en el tema”, adelanta Gabriel Lorenzo, secretario ejecutivo de la Fundación por La Boca.

 

La Historia:

 

A principios del siglo XX, La Boca era uno de los barrios más ricos de Buenos Aires y el comercio y la industria florecieron. En ambas orillas del Matanza-Riachuelo habían surgido fábricas, cámaras frigoríficas y astilleros, con barcos y trabajadores que iban y venían constantemente.

En 1908, la empresa Ferrocarril del Sud recibió la aprobación para construir un nuevo puente transportador para conectar el distrito de La Boca (ciudad de Buenos Aires) con la Isla Maciel y la ciudad de Avellaneda (provincia de Buenos Aires). El costo total de la construcción sería afrontado por la Provincia de Buenos Aires.

 

La construcción comenzó en 1908

 

La estructura de hierro se hizo en parte en Inglaterra. A partir de ahí se embarcó y montó en Buenos Aires, el montaje tomó un total de unos 3 años. Solo los cimientos, que estaban hundidos a 24 metros de profundidad, se habían realizado en el propio país. La estructura fue inaugurada el 30 de mayo de 1914 y recibió el nombre de Puente Transportador Nicolás Avellaneda en honor al ex-presidente de la República Argentina (1874-1880).

No sólo personas y automóviles cruzaron este puente, el tranvía también cruzó el Riachuelo en la plataforma del ferry.

 

El después:

 

1940. Se construye un nuevo puente, el Puente Nicolás Avellaneda, a solo 100 metros de distancia.

1960. Cese de operaciones.

1993-1994. Se ordena la cancelación. La resistencia de asociaciones de vecinos, historiadores y ayuntamientos de Buenos Aires impidió el desguace.

1995. La ciudad de Buenos Aires declara el puente transportador como lugar de interés cultural.

1999. El Gobierno Nacional suma el puente transportador y sus dos riberas (Isla Maciel y La Boca) a la lista de Monumentos Históricos nacionales.

2005. Desde este año la Fundación Fundación por La Boca (FXLB) se ha dedicado a la promoción y operación del transbordador transbordador Nicolás Avellaneda.

2011. Inicio de las obras de reforma. Con el nuevo trabajo de pintura, el puente transportador está recuperando su color original, gris nube.

2017. Sesenta años después de su paralización y después de 6 años de obras, se vuelve a poner en funcionamiento el puente transportador.

Deja una respuesta