Algo huele mal en Tigre: un nuevo escándalo golpea a Zamora

Un nuevo escándalo que salpica al Intendente de Tigre, Julio Zamora, pone en tela de juicio el desempeño de su gestión y plantea interrogantes sobre su entorno.

 

Un nuevo escándalo que involucra a un alto funcionario del Municipio de Tigre, pone en tela de juicio la gestión del Intendente Julio Zamora y plantea interrogantes sobre su entorno más cercano.

En los últimos meses, la imagen del Jefe comunal se vio afectada por el accionar de integrantes de su Gabinete de gobierno. En diciembre pasado, una investigación reveló que Pedro Heyde, mano derecha de Zamora, firmó contratos millonarios con un autónomo que no tendría empleados. En esa oportunidad, el portal NEXOFIN reveló que Pedro Heyde, firmó contratos millonarios con Rodrigo Emanuel Quinteros, quien pese a los abultados convenios no está inscripto como empleador.

Heyde, asumió como titular de la Secretaría General y de Economía de Tigre tras la precipitada salida de Fernando Lauria luego del escandaloso torneo de paddle clandestino en medio de la cuarentena obligatoria y administra alrededor de 8 mil millones de pesos, lo que significa más del 50% del presupuesto municipal.

 

Zamora junto a Pedro Heyde

 

Mientras tanto, una denuncia dada a conocer en noviembre, involucra a un funcionario del Gabinete de Zamora y una de las más importantes cooperativas de reciclado de basura que trabaja en el Distrito tigrense.

Según esta denuncia, la Cooperativa “Creando Conciencia” es dirigida por Edgardo Jalil, quien además de ser contratado por la comuna para fabricar bancos reciclados a través de su cooperativa, también es Director de Gestión de Residuos del Municipio de Tigre.

 

(PH: Alerta140)

 

 

Jalil, a su vez, es hombre de confianza del Secretario de Servicios Públicos del municipio, quien a partir de julio también asumió al frente de la secretaría General y de Hacienda, Pedro Heyde.

Pero el negocio del Director de Gestión de Residuos no se limita a los bancos reciclados, sino que, de acuerdo a la denuncia judicial presentada el pasado 2 de marzo ante la Fiscalía de Rincón del Milberg, el abogado de la ONG Proconsumer reveló que las autoridades locales permitieron a la cooperativa de Jalil descargar sus residuos en un terreno que no es apto para recibir este tipo de contaminación. 

 

(PH: Alerta140)

 

Jalil, con su doble rol de Funcionario y cabeza de la Cooperativa factura millones de pesos al Municipio, en un negocio que, hasta ahora le salió redondo.

La ’empresa social’ “Creando Conciencia” ha logrado generar ingresos por tres bocas de expendio: le cobra a los generadores de basura (countries y grandes empresas) para retirar el material y luego vende lo útil y descarta sin costo los residuos que quiere desechar.

 

 

La denuncia que es investigada por el Fiscal Jorge Sebastián Fittipaldi involucra también a la empresa “Recilit”, del empresario Juan Emilio Podavini, que también es amigo de Pedro Heyde. 

Podavini integra la “banda de Benavídez”, un grupo de amigos cercanos a Heyde y a funcionarios de su riñón que se vieron beneficiados con contratos con el municipio en los últimos tres años.

Según la misma denuncia, Recilit no descarga los residuos que no recicla en el CEAMSE -como indican las normas- sino que lo hace en un terreno a nombre de Podavini, ubicado en el Dique Luján, cerca de una sede de AYSA. Esta descarga ilegal, denunciada por la ONG Proconsumer, tiene como principal objetivo ahorrar los costos que implicaría descargar en el CEAMSE los restos. Sin embargo, según la denuncia judicial, esta decisión se hace “a costa de la salud de los habitantes del municipio”, que sufren la contaminación de estos espacios no habilitados.

 

El Municipio de Tigre le pagó a esta empresa más de 24 millones de pesos por la contratación de camiones. (PH: Alerta140)

 

Ya en el pasado Recilit había saltado a las noticias por negocios ilegales. En 2018, la empresa de reciclaje estuvo involucrada en una investigación por haber vendido a empresas autopartistas las partes que las empresas automotrices la contrataban para destruir.

Así consta en una investigación de la Superintendencia de Investigaciones Federales y revelada por Infobae en 2018.

«Recilit había sido contratada por una importante empresa automotriz para destruir las piezas falladas, pero que buena parte de esos repuestos con daños estructurales eran vendidos bajo cuerda a la organización de Finucci», publicó entonces el mencionado sitio.

Finucci no es otro que José Luis Finucci, el jefe de una red mafiosa de desarmaderos integrada por más de 30 personas y que se dedicaba a vender autopartes.

 

Zamora y Jalil recorriendo la investigada Cooperativa “Creando Conciencia”

 

Zamora sin tregua:

 

Mientras las denuncias y los escándalos se acumulan rodeando al Intendente Julio Zamora, poniendo en tela de juicio su labor como funcionario público, los problemas parecen no darle tregua al tigrense.

Días atrás, luego del acto de inauguración de una nueva senda peatonal y aeróbica en el barrio Aviación de Don Torcuato, se vivieron momentos de tensión y empujones cuando un grupo de familiares de Omar Leiva, el comerciante de Don Torcuato que desapareció el lunes 16 de noviembre y fue hallado sin vida 2 días después, se acercaron al Jefe Comunal para pedirle que ponga a disposición las cámaras de seguridad para poder tener certezas sobre su desaparición.

 

 

Leiva tenía un local de comidas en el barrio Aviación de Don Torcuato, donde había sido visto por última vez en la mañana del lunes. Minutos más tarde, arribo al comercio un empleado, que según relató, sólo encontró en el lugar la bicicleta y su teléfono celular cargándose. Su cuerpo fue encontrado dos días después en el río, en la zona de Tigre Centro, tras varias movilizaciones y reclamos por parte de su familia y vecinos.

Related posts

Deja una respuesta