Una mujer mató de una puñalada a su concubino al defenderse de una agresión

En principio, el fiscal a cargo caratuló el expediente como “homicidio preterintencional”, es decir, cuando con el objetivo de dañar a alguien se ocasiona la muerte sin intención, un delito excarcelable que prevé una pena de 1 a 6 años de prisión.

 

Una mujer de 25 años mató a su concubino de 27 de una puñalada en una pierna al defenderse de una agresión en la localidad de Bernal Oeste, partido de Quilmes, pero ya fue liberada por el fiscal, quien consideró que se trató de un homicidio preterintencional y en contexto de violencia de género, informaron este martes fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió este lunes a las 6:45 en una casa de la calle Coronel Lynch al 400, de Villa IAPI en Bernal, donde convivía Brenda de los Ángeles Durán (25) con Darío Emanuel Alfaro (27), junto a un hijo de 5 años.

Según lo que pudieron reconstruir la policía y la fiscalía a partir del relato de testigos presenciales, todo se dio luego de que la pareja regresara de una fiesta familiar y Alfaro, en estado de ebriedad, comenzó a agredir y darles golpes a Brenda.

En un momento dado y ante lo sucedido, la joven tomó un cuchillo de la cocina y, para defenderse, le aplicó a Alfaro una puñalada en la pierna izquierda cuando peleaban entre un pasillo y un baño.

Al llegar los policías del Comando de Patrullas (CP) de Quilmes, encontraron a la víctima tirada en el piso y en su pierna tenía un torniquete efectuado por uno de los familiares que fue testigo.

El hombre murió en el lugar a causa de la herida y la sangre perdida debido al corte profundo que afectó la arteria femoral, agregaron los informantes.

Durán quedó aprehendida y dos familiares fueron llevados a declarar como testigos a la Comisaría 7ma. de Quilmes.

 

“La mujer no lo quiso matar, lo apuñaló para defenderse de una agresión y le causó la muerte”, asegura una fuente Judicial

La investigación:

El caso es investigado por el fiscal Ariel Rivas , fiscal en turno de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial Quilmes, quien ya indagó a la mujer y decidió dejarla en libertad.

En principio, el fiscal Rivas caratuló el expediente como “homicidio preterintencional”, es decir, cuando con el objetivo de dañar a alguien se ocasiona la muerte sin intención, un delito excarcelable que prevé una pena de 1 a 6 años de prisión.

La mujer no lo quiso matar, lo apuñaló para defenderse de una agresión y le causó la muerte. Y todo se dio en un contexto de violencia de género”, según fuentes Judiciales.

Los peritos de la Estación de Policía de Quilmes y de la Superintendencia de Seguridad del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Sur Uno se encargaron de recolectar pruebas y el arma homicida en la casa entre otras diligencias judiciales.

Related posts

Deja una respuesta