Francia: Detienen a cuatro personas más relacionadas con el ataque de Niza

Entre los detenidos hay un hombre de 29 años que contactó con el autor del ataque, el tunecino Brahim Issaoui, mientras los otros tres -de entre 23 y 45 años- estaban en la misma vivienda cuando se produjo la operación, en el departamento de Valle del Oise.

 

Las Policía francesa arrestó en el norte del país a otros cuatro hombres por su presunta vinculación con el ataque con cuchillo del pasado jueves en la basílica de Niza, en el sureste de Francia, en el que murieron tres personas.

Fuentes citadas por la televisión pública aseguraron que entre los detenidos hay un hombre de 29 años que contactó con el autor del ataque, el tunecino Brahim Issaoui, mientras los otros tres -de entre 23 y 45 años- estaban en la misma vivienda cuando se produjo la operación, en el departamento de Valle del Oise, informó la agencia de noticias AFP.

 

El autor del atentado gritó “Allahu Akbar” (Alá es el más grande) cuando lo detuvieron

 

Las autoridades mantienen también bajo custodia a una de las tres personas que habían sido arrestadas en estos últimos días por su posible vinculación con el ataque, un joven de 29 años que habría compartido la embarcación en la que Issaoui llegó a la isla de Lampedusa.

El autor del atentado, por otra parte, quien fue baleado e internado en estado grave, dio positivo por coronavirus, lo que obligó a realizar las pruebas a todos los agentes que participaron en su arresto.

Issaoui, conocido por la policía tunecina por actos de violencia y delitos relacionados con drogas, llegó a Francia el mes pasado tras cruzar el Mediterráneo.

Según los medios de comunicación italianos, inicialmente fue puesto en cuarentena junto con otros 400 inmigrantes a bordo de un ferri, antes de que se le permitiera desembarcar en Bari el 9 de octubre.

Los investigadores determinaron que llegó a Niza el 27 de octubre, sólo dos días antes del ataque a la iglesia.

La policía dice que Issaoui gritó “Allahu Akbar” (Alá es el más grande) cuando lo detuvieron.

 

El ataque:

El hecho tuvo lugar a eso de las 9:00 locales (8:00 GMT) dentro la basílica de Nuestra Señora de la Asunción, la catedral de Niza, en el sur de Francia.

El atacante fue neutralizado por las autoridades y trasladado de urgencia a un hospital con heridas de bala.

Según los testigos, un hombre armado con un cuchillo atacó a varios de los fieles presentes en el templo al grito de “Alá es grande”. Fuentes policiales identificaron al presunto autor de las tres muertes como Brahim Aioussaoi.

La Fiscalía Antiterrorista francesa investiga lo ocurrido y el gobierno ha elevado el nivel de alerta antiterrorista al máximo nivel.

 

Más ataques:

El ataque de Niza llegó sólo unos días después del que acabó con la vida del profesor Samuel Paty, decapitado en la localidad de Conflans-Sainte Honorine, después de haber mostrado caricaturas del profeta Mahoma a algunos de sus alumnos.

La muerte de Paty despertó manifestaciones de solidaridad en Francia y llamamientos en defensa de la libertad de expresión.

 

Manifestaciones en Francia tras la decapitación de Samuel Paty

 

Aunque muchos musulmanes lo consideran ofensivo, el Presidente Macron reivindicó el derecho a publicar las caricaturas y anunció que el Gobierno aumentaría las medidas para combatir al islamismo radical.

Macron señaló al islamismo político como responsable de lo ocurrido con Paty.

Francia, el país con la población musulmana más numerosa de Europa, revivió la conmoción ocurrida con el semanario Charlie Hebdo, cuya redacción fue atacada también tras publicar caricaturas de Mahoma en 2015.

Sus palabras irritaron a Turquía y a otros países islámicos. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, hizo incluso un llamamiento a boicotear los productos franceses.

El pasado jueves se produjeron otros ataques en Montfavet, Francia, y en Yeda, Arabia Saudita.

En Montfavet, en las cercanías de la Ciudad de Aviñón, la Policía abatió a un hombre que amenazó a los agentes con un revólver.

En Yeda, uno de los guardias que protegen el Consulado francés fue atacado por un desconocido que fue arrestado. El guardia fue trasladado a un hospital.

Después de visitar Niza, que ya fue escenario de una matanza en 2016 cuando un tunecino de 31 años condujo un camión hacia la multitud que celebraba el Día de la Bastilla y mató a 86 personas, Macron dijo: “Si somos atacados de nuevo es por nuestros valores, por la libertad, por la posibilidad de creer libremente y no tener que ceder a ningún espíritu de terror”.

“Lo diré claramente una vez más: no cederemos nada”, concluyó Macron, que anunció también que el número de militares desplegados para proteger iglesias, escuelas y otros lugares pasará de 3.000 a 7.000.

Related posts

Deja una respuesta