San Martín: ante la crisis, los dueños de locales gastronómicos se agrupan en busca de una salida.

Con realidades diferentes en el país en cuanto a las restricciones por la cuarentena, el sector gastronómico del AMBA sigue siendo uno de los más afectados por las medidas de aislamiento para evitar el contagio de Coronavirus. Ante la urgencia en realizar acciones concretas, el sector gastronómico de San Martín se agrupa.

 

Debido a la compleja situación epidemiológica que atraviesa el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la cuarentena puso en una difícil situación a los comerciantes en general, siendo el gastronómico uno de los sectores más golpeados por la crisis.

La situación para la gastronomía por el aislamiento social es más compleja que en otras actividades. Según datos de las distintas agrupaciones gastronómicas, las ventas cayeron más del 85% y advierten que las reaperturas podrían aliviar el cuadro, pero en forma gradual, debido a que las medidas preventivas continuarán durante más tiempo y que no podrán trabajar a salón completo, por lo menos hasta el primer trimestre del año próximo.

El Partido de San Martín, uno de los Distritos con mayor número de contagios, no es ajeno a la crisis de los locales gastronómicos.

Motivados por la urgencia en realizar acciones concretas, los propietarios de restaurantes, cafeterías, cervecerías y otros establecimientos gastronómicos de este municipio bonaerense se reunieron  con la  intención de agruparse para poder exponer la grave situación que atraviesan sus comercios.

El grupo comparte problemáticas en común y, ante la posibilidad de que cierren muchos de los negocios, se unieron para conformar la “Unión de Comerciantes Gastronómicos de San Martín” (UCGSM), nucleados en la Cámara de Comerciantes Gastronómicos de San Martín.

“Nuestra Asociación está integrada por comerciantes del sector gastronómico de todo el Distrito, de diferentes rubros, hay representantes de bares, restaurantes, confiterías, pizzerías, cervecerías, hamburgueserías, entre otros.”

 

El sector gastronómico de San Martín se une en la búsqueda de soluciones ante la crisis.

 

 

“Nuestra situación con más de 130 días de cierre es insostenible ya no en el mediano si no en el corto plazo, las deudas que generaron en estos meses de cierre los comercios gastronómicos son impagables con estos términos de trabajo.”, afirma Diego Fagioli, dueño de la Cervecería Berlina y uno de los integrantes de la Unión. “Como todos saben, el delivery nos ayudó a pagar una parte de los sueldos, pero no alcanza para los servicios por ejemplo, que en el mejor de los casos, tienen los mismos valores previos al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO). Todos los gastos fijos se mantuvieron muy altos y no hubo un alivio es ese sentido, por el contrario, acumulamos deudas que nos preocupan ante un escenario de incertidumbre total para el sector.”

 

 

Ante esta situación, los dueños de locales gastronómicos del Distrito “nos dimos cuenta que todos los comercios estaban funcionando mal y acumulando deudas, que todos en mayor o menor medida preveían un inminente cierre definitivo de sus persianas, ante esta situación tomamos la decisión de organizarnos para darle mayor fuerza a nuestros reclamos”, agregó Fagioli y acentuó que “nuestras propuestas van desde lo más esencial que es el armado de un protocolo con todas las medidas sanitarias para que los locales puedan volver a funcionar poco a poco, con el compromiso obviamente de cuidar a los clientes y los trabajadores del sector hasta negociaciones con diferentes entidades para poder renegociar las deudas y también poder brindar ayuda profesional a los comerciantes que no pueden resolver por falta de recursos los problemas que se generaron por el cierre de sus locales.”

“En el primer mes se mantuvo el cien por ciento de los locales abiertos; algunos habían cerrado pero no definitivamente sino como medida de prevención, pero luego ese número subió rápidamente y contabilizamos que un 10% de cierres en el mes siguiente, hoy el numero se ubica en un total de 25% de locales que cerraron definitivamente y probablemente ese numero aumente para fines de agosto a un 35% o 40%.” señaló Martín Silva, otro de los integrantes de UCGSM y dueño de Bourbon Bar.

Si bien algunos locales lograron readaptar su funcionamiento a las modalidades de delivery o Take away, lo cierto es que muchos no lograron sostenerse y un número incierto posiblemente no pueda reabrir sus puertas. “Quienes ya contaban con delivery sumaron más plataformas de pedidos mediante apps, y optimizaron sus costos al máximo para generar la menor cantidad de perdidas posibles. Los comercios que no contaban con delivery adaptaron toda su oferta para poder llevar sus platos a los usuario, se reestructuraron los horarios de la concina para mejorar el despacho y no tener personal sin trabajar, lamentablemente los ingresos por delivery no son suficientes, ya que el fuerte del consumo está dado por la asistencia de personas a los salones.”, destacó Silva.

 

 

En el peor momento de la pandemia en el AMBA, la crisis sigue aumentando y  el panorama para el sector gastronómico es de incertidumbre. Varios de los comerciantes lograron ser incluidos en el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP)  “Muchos trabajadores recibieron el ATP que es la mitad del sueldo. Esto fue y sigue siendo de gran ayuda. La cantidad de trabajadores por cada local es como mínimo de 5 personas, y estamos esperando con buena expectativa reuniones con las autoridades del Municipio para avanzar sobre nuestros pedidos.” , explicó Diego Fagioli.

A la espera de ser recibidos este jueves por el Intendente Moreira, integrantes de la flamante “Unión de Comerciantes Gastronómicos de San Martín” mantuvieron una reunión en el Concejo Deliberante con el Presidente y el Vicepresidente del Legislativo, Diego Perrella y Cristhyan Micucci, donde dialogaron acerca del proyecto que presentaron días atrás  desde la UCGSM.

 

Los comerciantes gastronómicos de San Martín se reunieron con Perrella y Micucci, en el H. Concejo Deliberante

 

“Presentamos un petitorio con temas que necesitamos sean tratados a la brevedad por el Municipio”, comentó Silva. Los pedidos más urgentes son “la pronta apertura del sector, en espacios al aire libre y con la implementación de un protocolo de sanidad que también presentamos; suspensión por 12 meses del pago de ABL y tasa de seguridad e higiene; subsidios para pago de servicios; y créditos blandos para puesta en valor y acondicionamiento  según protocolo de seguridad sanitaria para la apertura de los locales”, detalló Martín Silva.

“Necesitamos cambiar incertidumbre por resultados positivos. Tenemos confianza de que el municipio acompañe nuestras propuestas y por otro lado, vamos a avanzar muy unidos todos los que integramos este sector entendiendo que así podemos resolver de manera más eficiente las diferentes problemáticas que se nos van presentando” dijo Diego Fagioli. “Pertenecemos a un sector muy golpeado por los cambios económicos y los aumentos en las materias primas, que se dan en la actualidad. Entendemos que esta nueva etapa nos convoca a ser muy creativos y a estar abiertos a cambios en el funcionamiento de los locales que hasta hoy parecían impensados. No queremos que la buena oferta  gastronómica que tiene el partido de San Martín desaparezca. Todos tenemos una enorme vocación y amor por esta profesión. Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para poder subir nuestras persianas nuevamente una vez que el gobierno nos autorice.”, concluyó.

 

 

 

 

Related posts

Deja una respuesta