Tres de Febrero: Siguen la pista de una camioneta para encontrar al asesino de la mujer de Ciudadela y a un cómplice

La principal hipótesis del crimen de Sandra Viviana Boaglio (52), a quien su asesino llegó a arrebatarle la cartera, es la de un “homicidio en ocasión de robo”. Para los investigadores está prácticamente descartado el móvil del femicidio.

 

Los investigadores del crimen de la mujer de 52 años que el miércoles fue asesinada de un tiro en el pecho en un aparente robo cuando llegaba a la casa de su madre en la localidad de Ciudadela, partido de Tres de Febrero, intentan identificar una camioneta para llegar al autor del homicidio que, se presume, actuó al menos con un cómplice, informaron ayer fuentes policiales y judiciales.

 

Sandra Boaglio fue asesinada de un balazo en el pecho

A 24 horas del asesinato, los detectives de la Estación de Policía Departamental Tres de Febrero y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín intentaban identificar en videos de cámaras de seguridad una camioneta utilitaria Fiat Fiorino ploteada como ambulancia (blanca con vivos naranja) en la que llegó y escapó el asesino, con la colaboración de, al menos, un cómplice que actuó de chofer.

“Después de cometer el crimen, el asesino se subió a una camioneta conducida por otra persona y escaparon en ese vehículo”, informó un jefe policial que participa de la investigación.

El mismo vehículo fue observado por vecinos que declararon haberlo visto estacionado con dos hombres sospechosos en su interior unas horas antes del hecho.

“Esto fue un robo, a mi mamá le quisieron robar, hay cámaras que lo muestran y se ve eso. Mi papá la deja en la esquina de la casa de mi abuela y se fue, ella se fue caminando a la casa de mi abuela, no llegó a tocar el timbre y le quieren robar porque aparece una camioneta blanca, se resistió y le pegaron un tiro en el pecho”, relata la hija de la mujer asesinada en un video subido a Instagram.

La joven negó que se haya tratado de un femicidio y criticó que “se digan cosas que no son” y “barbaridades” de su padre “sin saber que detrás hay una familia destrozada”.

“Sé que se va a hacer Justicia para que descanse en paz porque cuando los encuentren quiero que se pudran en la cárcel y, por más que no me sirva eso porque no me la va a devolver, ella va a descansar en paz”, agregó llorando.

Al respecto, fuentes con acceso al expediente descartaron de plano que el tirador haya sido el esposo dado que las imágenes de una cámara que tomó al agresor escapando no coinciden con las características del hombre.

En tanto, de acuerdo con las declaraciones que realizó esta mañana a la prensa Isabel, una vecina del barrio, un hombre que vive enfrente del lugar del hecho vio el momento en que atacaron a Boaglio y “corrió” al agresor, al que describió como “una persona de contextura chica, chiquito, de metro y medio”.

“Se perdió en la otra cuadra, tenemos cerca el acceso a General Paz, es más factible que haya podido escapar, a lo mejor tenía gente esperándolo”, dijo la mujer.

Otro vecino afirmó a la prensa que “hay otras versiones de que no fue un intento de robo” y habló de un “conflicto familiar”.

El hombre dijo que el asesino “esperó como dos horas y media sentado en la esquina, después cruzó enfrente”.

“La versión de la amiga de la hermana (de la víctima) es que el esposo la había traído y la dejó en la esquina, se fue, y ahí fue cuando sucedió el hecho”, agregó el vecino.

Una fuente policial confirmó que se están tomando declaraciones en torno a la relación que tenía Boaglio con su esposo, de quien estaba separada hace menos de un año.

Al respecto, fuentes judiciales aclararon que una allegada a la familia había dicho en el lugar del hecho que el ataque había sido cometido por el marido pero al momento de dar su testimonio en la comisaría no dio ningún dato relevante como para que sea comprobado.

Sin embargo, los investigadores no descartaban ninguna hipótesis dado que la pesquisa recién comienza y están abocados a reunir pruebas para detener a los homicidas.

El hecho se registró alrededor de las 17 de ayer en el cruce de las calles Juan Muñoz y Alianza, a unas siete cuadras de avenida General Paz, en Ciudadela, partido de Tres de Febrero.

Boaglio llegaba de visita a la casa de su madre cuando al menos un delincuente la interceptó con aparentes fines de robo.

Según las fuentes, la mujer se resistió al robo de su cartera y el agresor efectuó un disparo que impactó en el tórax de la mujer y le causó la muerte en el lugar, tras lo cual escapó a pie, fue perseguido unos 100 metros por un vecino y huyó en una camioneta Fiat Fiorino que lo esperaba.

El caso es investigado por la fiscal Gabriela Disnan, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial San Martín.

Related posts

Deja una respuesta