A 38 años del Hundimiento del Crucero Gral. Belgrano

Hace 38 años se produjo el hundimiento del Crucero ARA General Belgrano. De los 1.093 tripulantes que tenía a bordo, murieron 323.

 

El hundimiento del Crucero General Belgrano, ocurrió el 2 de mayo de 1982 fuera de la zona de exclusión establecida desde el inicio de la guerra de las Islas Malvinas. De los 1.093 tripulantes que se encontraban a bordo, murieron 323. Casi la mitad del total de argentinos muertos  en la guerra.  Los sobrevivientes  debieron esperar, con temperaturas bajo cero, varios días en balsas inflables para ser rescatados.

Hundimiento del Crucero ARA Gral. Belgrano

El crucero USS Phoenix fue adquirido durante el gobierno de Perón en 1951, bautizado con el nombre de ARA 17 de Octubre. Fue la nave insignia de la flota que en septiembre de 1955, al mando del almirante Isaac Rojas, bombardeó la destilería de Mar del Plata con las municiones provistas por la armada de Gran Bretaña. Con la caída de Perón fue rebautizado General Belgrano

En marzo de 1982. el Crucero Gral. Belgrano, que se encontraba en mantenimiento, recibió el alerta del posible inicio de la guerra con Inglaterra, por lo que el 16 de abril el Buque insignia zarpó hacia la Isla delos Estados para vigilar los accesos desde el sur y defender la costa de la flota enemiga.

El 1° de mayo, el crucero avanzaba hacia posiciones de guerra, pero en la mañana del 2 una contraorden le indicaba tomar posición de espera, al sur de las islas. A pesar de estar fuera del área de exclusión, declarada por Gran Bretaña, el gobierno inglés dio la orden de torpedear y hundir el crucero General Belgrano.

Ubicación del ARA Gral. Belgrano en el momento del ataque inglés

 

El Informe Final de la Comisión de Análisis y Evaluación de las Responsabilidades del Conflicto del Atlántico Sur del gobierno de Reynaldo Bignone (conocido como el “Informe Rattenbach”), que nunca fue publicado y recién fue desclasificado en 2012, en su último párrafo, indica: «Al Reino Unido, vencedor de la contienda, le queda hoy el análisis desapasionado de su conducta durante el conflicto (…) De este análisis surgirá, a no dudarlo, el hecho intrínsecamente cruel por innecesario, cual fue el hundimiento del Crucero ARA General Belgrano. Su responsabilidad por este acontecimiento, además de otros de menor cuantía, es insoslayable».

El informe, solicitado por la Junta militar y llevado a cabo por una Comisión presidida por el teniente general Benjamín Rattenbach, fue un intento del gobierno militar de alivianar las responsabilidades del fracaso bélico. Sin embargo, el reporte final realizado por una comisión integrada por seis oficiales mayores (dos por cada fuerza), llegó a conclusiones incómodas para el Gobierno de facto. Los resultados de la investigación, que fueron volcados en 17 volúmenes, 15 capítulos y 890 párrafos numerados, fueron implacables recomendando incluso la pena de muerte para algunos de los responsables. Las conclusiones de este informe fueron la causa por la que el gobierno militar decidió no publicar el documento.

“La justicia deberá aplicarse con el rigor que corresponda a quien hubiese procedido con negligencia o impericia, tanto en lo político cuanto en lo militar, más aun cuando esto hubiese ocurrido en ejercicio de las altas responsabilidades de gobierno”, señala el informe

Por directiva de la Primer Ministra británica Margaret Thatcher, a las 15.57 horas del 2 de mayo de 1982, el Comandante del submarino inglés Conqueror, Christopher WrefordBrown, dio la orden de disparar dos torpedos MK-8 contra el crucero argentino.

Diez minutos más tarde, el comandante del ARA General Belgrano ordenó lanzar las 70 balsas autoinflables del buque, con capacidad para veinte hombres cada una.

Una hora después, el Crucero General Belgrano se dio vuelta y se hundió.

“El Belgrano se hundió en cuarenta minutos. Fue increíble, impresionante que semejante mole fuera absorbida por el agua en tan poco tiempo”, contó después el Suboficial Primero Enfermero Silverio Muscardin.

 

 

 

Trescientos soldados murieron con el impacto y veintitrés fallecieron en las balsas. Los 223 muertos del buque argentino, representarían casi la mitad de las bajas que se dieron en los 74 días que duró la guerra de Malvinas. Setecientos cuarenta tripulantes fueron rescatados con vida luego de permanecer casi tres días a la deriva, con temperaturas bajo cero.

El hundimiento del Crucero ARA General Belgrano fue el golpe más duro que padecieron las fuerzas argentinas y constituye para muchos argentinos y analistas internacionales un verdadero crimen de guerra.

Related posts

Deja una respuesta