San Martín: Detención para la mujer que rompió la cuarentena y agredió a los policías

La Justicia pidió la detención de la mujer que agredió con gas pimienta a un policía y atacó a otros dos después de negarse a identificarse, rompiendo la cuarentena y deambulando sin tapabocas en Ballester.

 

Se trata de Laura Turzanski, la mujer que al ser interceptada por tres oficiales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires por deambular por la calle violando la cuarentena, se negó a identificarse y agredió físicamente a los agentes.

El hecho sucedió en Villa Ballester, localidad bonaerense del Partido de General San Martín.

Como ya informó Ahora Noticias, la mujer de 29 años caminaba por la Calle Witcomb al 2700 de Villa Ballester sin el tapaboca obligatorio, violando la cuarentena vigente, por lo que fue interceptada por tres policías. Ante esta circunstancia y tras negarse a identificarse, se inicia una discusión que quedó registrada en un video grabado desde el celular de uno de los agentes.

 

Ver también: Ballester: rompió la cuarentena, le lanzó gas pimienta a un policía y mordió y rasguñó a otros dos

 

Luego de un breve intercambio de palabras, mientras la mujer seguía caminando, se produce un hecho vergonzoso: Laura Turzanski (tal como sería identificada más tarde) roció con gas pimienta el rostro de uno de los efectivos mientras a otro lo mordió y rasguñó a un tercero cuando corrieron tras de ella para que no se escapara.

Posteriormente la mujer fue aprehendida y trasladada a la Comisaría pero, horas después, fue puesta en libertad luego de ser imputada por infracción de los artículos 205 y 239 del Código Penal, y por resistencia a la autoridad y lesiones

En las últimas horas, el fiscal Paulo Starc dictó la orden de detención de Turzanski “a los efectos de recibirle declaración indagatoria y en tanto advierte esta parte indicios vehementes de que la nombrada intentará evadir el accionar de la Justicia”.

En la misma, el Fiscal señala que “el dispositivo con el que la imputada le arrojó gas pimienta al efectivo se trata de un arma de puño” y que “violó las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la propagación de la pandemia del virus COVID-19, el que concursa realmente con el de resistencia a la autoridad, concurriendo este último en forma ideal con dos hechos de lesiones leves agravados por ser cometidas contra funcionarios policiales” y añade que “Atendiendo a la conducta demostrada por la incusa, estima esta representación del Ministerio Público Fiscal que la misma intentará evadir el accionar de la Justicia, imponiéndose su detención para asegurar el descubrimiento de la verdad y la aplicación de la ley”.

Related posts

Deja una respuesta