Romina y su calvario: COVID-19 para ella y su bebe, y recuperación en una reposera

SAN MARTIN .- Hace pocos días, en el Hospital Diego Thompson de San Martín, le confirmaron a Romina la noticia que, por estos días, nadie desea escuchar de boca de un profesional: su diagnóstico de COVID-19 dio positivo. El de su hijo bebe, también. Su madre, enfermera, se contagió trabajando y se lo transmitió a Romina y a su hermana. Romina se lo contagió a su hijo. Su hermana, a su hija. Todos viven juntos, nadie se salvó del virus.

Hospital Municipal Diego Thompson

Es apenas otra historia en el marco de una pesadilla que lleva semanas y que día tras día se cobra mas víctimas. Pero en Buenos Aires, en el Conurbano, pega duro. El caso de Romina es emblemático.

“Llegué el miércoles con mi hijo y nos internaron, nos hisoparon a los dos y nos avisaron del positivo a los tres días. La madrugada del sábado estábamos durmiendo y nos despertaron para avisarnos que nos iban a llevar a otro lugar. Ahí comenzó toda la pesadilla”, explica.

A Romina y a su hijo no sólo la quitaron de su habitación con baño y ducha en plena madrugada. La llevaron a una sala que ni siquiera estaba habilitada para recibir pacientes, donde funcionaba el viejo servicio de kinesiología. No tenía ducha, no tenía cama. Le dijeron que debía seguir su tratamiento sentada en una silla. Al menos, para su bebé consiguieron una cuna.

“Llamamos a todos lados. Al 911, a la televisión. Así que conseguimos que vinieran dos directivos. Nos dijeron que nos iban a comprar reposeras para que estemos mas cómodos” señala, consciente de la incredulidad de quien pueda escuchar su testimonio.

“Nosotros entendemos que quizás necesitaban las camas para gente con mas complicaciones, pero eso no puede quitarnos el derecho de bañarnos ni de descansar dignamente”, agrega.

Las reposeras llegaron, así que por el momento evita pasar el resto de su recuperación en una silla. Pero el destrato, sin duda, es la noticia. Y no hay pandemia ni emergencia que lo justifique.

Foto: Video Llamada / Crónicas del Trece

San Martín no es una isla. La provincia la pasa cada día peor con el COVID-19. En los grandes bolsones de pobreza del conurbano el virus hace estragos. Pero también es cierto que ese municipio concentra las noticias mas impactantes en el marco de la pandemia.

De hecho, pocas jornadas atrás, el Hospital Belgrano de Villa Maipú fue noticia y no sólo por la visita del gobernador Axel Kicillof: al día siguiente, una estampida de contagios alcanzó al personal de enfermería y a muchos profesionales de ese establecimiento.

Además, hay un dato más que tiene en vilo a todos los sanmartinenses: el domingo 19, ese municipio alcanzó la cima en el registro de contagios de Región V, una basta circunscripción de Buenos Aires que incluye otros 12 municipios. Hasta ese domingo, se habían registrado en San Martín 64 casos confirmados y 173 sospechosos.

Así, mientras la famosa curva de transmisiones todavía no crece de a picos, muchos efectores provinciales comienzan a colapsarse. Preocupa en tiempo presente. Pero alarma, y mucho, en el futuro cercano.

Ver También: San Martín: el municipio con más casos de COVID-19

Related posts

Deja una respuesta