Pesaj 2020: Pascuas Judías y cuarentena

Entre el 8 y el 16 de abril, el pueblo judío celebra celebra el Pésaj

 

Jag Pesaj Sameaj – Feliz Pésaj a toda la comunidad judía de nuestro país

 

El Pésaj es el festejo de la liberación del pueblo hebreo tras 210 años de esclavitud en Egipto relatada en el Libro del Éxodo del Antiguo Testamento. Este año se celebra desde el 8 al 16 de abril y es la primera y más importante festividad judía.

 

 

Según la tradición, ante la negativa del Faraón de permitir salir de sus dominios al pueblo de Israel para rendir culto según sus creencias, Dios lanzó diez plagas sobre los egipcios.   La última de ellas, acarrearía la muerte de los primogénitos egipcios, pero pasó por alto a las familias judías que habían marcado su puerta con sangre de cordero. De allí que Pésaj  significa ‘saltear’ o ‘pasar por encima´, ya que el ángel de la muerte enviado por Dios “salteó las casas de los hijos de Israel” (Ex 12, 27) preservando a los primogénitos hebreos. Con la décima y última plaga, la muerte de los primogénitos, el Faraón ordenó en horas de la noche que los hijos de Israel abandonaran su país de inmediato.

Esta celebración dura siete días (ocho para la Diáspora), de los cuales el primero y el último son días de reposo  y en los que está prohibido el trabajo cotidiano. Pero lo cierto es que la preparación comienza mucho antes. Según las creencias de la comunidad hebrea, la repentina orden del Faraón no dio tiempo a los hebreos de cocinar su pan como lo hacían habitualmente, sino que debieron dejar la masa al calor del sol; el resultado de ésto fueron unas galletas chatas y sin fermentar. En conmemoración de este episodio, hasta el día de hoy, se comen las tradicionales matzot de Pèsaj durante los días de fiesta y en los días previos a la celebración todas las casas se limpian eliminando todo alimento fermentado o leudado.

Durante los siete días de la fiesta está prohibido comer alimentos fermentados. Para los judíos, se entiende como fermentado a  la mezcla de agua, durante más de dieciocho minutos, con alguno de los cinco cereales básicos con los que se elabora el pan: trigo, centeno, cebada, avena y escanda. Durante la celebración también se suele servir una bandeja o “keará” con distintos alimentos que simbolizan los momentos agridulces y las penurias que vivió el pueblo judío durante el éxodo. El keará  contiene hierbas amargas, que representan la amargura soportada durante la esclavitud;  manzana rayada con nueces molidas y miel (jaróset), hueso o pierna de pollo asado, huevo duro, vino y un recipiente con agua salada.  Cada alimento presentado en la “keará” tiene su significado.

El centro del Pésaj es la cena del Séder, la tradicional comida llena de simbolismos que recuenta la historia de esclavitud y libertad. Durante esta cena se acostumbra leer la “Hagadá” de “Pesaj”, un escrito que describe la huida de Egipto y el posterior deambular durante décadas por el desierto del Sinaí. En esta celebración en la que las familias se reúnen para compartir su tradición, se acostumbra intercambiar cánticos y enseñanzas en los que intervienen los niños de cada hogar. En estos cánticos los niños preguntan  “¿Por qué es esta noche distinta de otras?”, a lo que los mayores  responderán cantando: “esta noche nos sentamos reclinados”, pues “hemos dejado de ser esclavos, ahora somos libres”.

El Pésaj, también conocido como “Fiesta de la Primavera” o de la “Libertad”, suele ser la oportunidad esperada por miles de peregrinos que aprovechan esta celebración para realizar un viaje espiritual a Jerusalén. Sin embargo,  la situación planteada este año debido a la pandemia declarada por el COVID-19, presenta una celebración totalmente diferente.

El coronavirus ha obligado a las familias judías a limitar las comidas para celebrar el Pésaj, manteniendo reuniones pequeñas y de un solo hogar. Sin embargo la pandemia no ha eliminado la conexión que los judíos sienten en una de las festividades más importantes de su calendario, más aún, para muchos hebreos la crisis socio-sanitaria que vive nuestro planeta ha intensificado el significado de esta festividad, señalando que hoy todos somos esclavos de las circunstancias.

A fin de promover el acatamiento de la cuarentena obligatoria en nuestro país y cuidando el respeto pr el cumplimiento de las tradiciones, desde la página de la AMIA, se alienta a la comunidad a respetar el aislamiento social ofreciendo online el material necesario para llevar adelante esta celebración.

“En vísperas de la festividad de Pésaj y con la supervisión del Superior Rabinato, a cargo del Gran Rabino Gabriel Davidovich, AMIA lanzó una Hagadá digital con el propósito de que, en tiempos de aislamiento social, todos puedan realizar el tradicional Seder en sus casas. El material, que contiene textos en fonética y su traducción al español, se puede descargar desde la web de AMIA –www.amia.org.ar– o haciendo click en el siguiente link.”

 

 

 

 

Deja una respuesta