Ceferino Carnacini, el pintor de la Pampa

Artista polifacético y vecino de la localidad de Villa Ballester, Distrito bonaerense de Gral. San Martín, Ceferino Carnacini nacía el 10 de abril de 1888.

 

Fh: 1963, Colección Privada

 

 

Hijo de inmigrantes venecianos, el 10 de abril de 1888 nacía en el Barrio porteño de La Boca, Ceferino Carnacini.  A los 12 años, la familia decide volver a Italia, donde Ceferino estudia Artes Aplicadas en la Escuela de Verona incursionando así en la pintura.

A los 18 años  Carnacini regresa a la Argentina instalándose en la localidad de Villa Ballester, Provincia de Buenos Aires, lugar desde donde empezaría a a transitar un largo camino entre el arte y la docencia.

 

 

A su regreso a Buenos Aires, ingresa en la Academia Nacional de Bellas Artes donde fue discípulo de Reinaldo Giudici, Ernesto de la Cárcova y Carlos Ripamonte, otro ballesterense. En 1910 recibe la Medalla de Oro de la Exposición Internacional del Centenario, luego el “Premio Roma” que lo llevará  a estudiar en Roma con Giulio Arístides Sartorio. Los años siguientes, como muchos otros artistas, se dedicó a perfeccionar sus conocimientos en distintos países del mundo, . Luego de recorrer Francia e Inglaterra y con el inicio de la Primera Guerra Mundial, Carnacini  retornó al país instalándose definitivamente en Villa Ballester.

Támesis, 1914 -PH: Colección Privada-

Carnacini estableció su hogar y taller de trabajo en un Ballester que, por entonces, era una zona de campo, con algunas quintas y mansiones. Inicialmente vivió en las actuales calles Lacroze entre Pueyrredón y Alvear, donde tenía por vecinos a su maestro Carlos Ripamonte, Juan Peláez y Eduardo Sívori, artistas con los que compartía su pasión por el arte. Más tarde, construiría el que sería su hogar definitivo en Pueyrredón 2720, donde desde el 2007 funciona el museo de artes plásticas “Museo Casa Carnacini”

En 1914, realiza su primera exposición en las prestigiosas Galerías Witcomb, centro artístico de Buenos Aires casualmente fundado por otro vecino de Ballester: Alejandro Witcomb.

A partir de allí y por los próximos 50 años, Carnacini expuso su obra en las más prestigiosas  exposiciones y certámenes, recibiendo importantes premios por su trabajo: obtuvo el 3° Premio en el Salón Nacional de 1918; el 2° Premio en el Salón Blanco y la Medalla de Oro en la Exposición Internacional de San Francisco, Estados Unidos en 1915.

Dibujante, pintor, grabador y fotógrafo,  Carnacini caracterizó su obra por una fina descripción de lo autóctono. Lo llamaban el “Pintor de la Pampa”, de esa Pampa que, según el mismo Carnacini, estaba “ahí nomás a poco de salir de la villa, a una hora de viaje está el río y una hilera de ombúes que hacen sentir el alma de la patria”. -Cita: El Impresionismo y el Arte de los Argentinos – Edición Laboratorios Bagó-

Óleo “Calle de Villa Ballester” -1945

Su trabajos son de carácter post-impresionista y si bien su temática preferida fue el paisajismo, Ceferino Carnacini también fue un excelente retratista.

Una sus pinturas más conocidas, “El Pueblo quiere saber de qué se trata”, fue reproducida por el Banco Central de la República Argentina en el billete de cinco Pesos Moneda Nacional lanzado en conmemoración del 150° Aniversario de la Revolución de Mayo. Más tarde, en 1980, la misma obra fue plasmada en el billete de un millón de Pesos Ley Nº 18188.

La obra de Ceferino Carnacini, es muy valorada por expertos y coleccionistas. Sin embargo, una veta poco conocida de este artista excepcional, es la sensibilidad que trascendía su obra hasta plasmarse en su vida privada. Carnacini fue un  ser solidario que, comprometido con la realidad social del país en tiempos difíciles, colaboró permanentemente con la ex Casa Cuna, especialmente durante la epidemia de poliommelitis que azotó a nuestra nación a mediados de 1900 marcando a toda una generación.

A 132 años de su nacimiento, queremos recordar a este magnífico artista que ha legado mucho más que sus obras a toda nuestra sociedad.

 

 

 

Related posts

Deja una respuesta